Pide FMI a México estar alerta ante posible contagio transfronterizo

Reporte del FMI sobre México
Reporte del FMI sobre México

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 11 segundos

 

Reporte del FMI sobre México
Reporte del FMI sobre México

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió a México vigilar de cerca los efectos del contagio transfronterizo, al señalar que un fuerte aumento de la aversión mundial al riesgo podría afectar al país a pesar de las solidez de sus fundamentos económicos. 

En el informe de resultados de la consulta que el FMI concluyó el pasado 27 de julio sobre la economía mexicana en 2011, directivos del organismo internacional opinaron que la Línea de Crédito Flexible (actualmente con un acceso equivalente a 73,000 millones de dólares) constituye un seguro útil para hacer frente a riesgos globales extremos potenciales. 

Pero algunos otros directores hicieron hincapié en que una mayor acumulación de reservas internacionales podría formar parte de la estrategia de México para poner término a dicha línea de crédito, en tanto que otros consideraron que la cobertura de las reservas es adecuada. 

Los resultados de la evaluación del FMI fueron dados a conocer este lunes, cuando persiste la turbulencia en los mercados internacionales y Standard & Poor’s  mantiene la calificación negativa impuesta a Estados Unidos al considerar que existe un riesgo creciente de un estancamiento para elevar el techo de la deuda más allá de cualquier acuerdo de corto plazo.

Según el documento del FMI, difundido por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, los directivos del organismo reconocieron la solidez del sector financiero mexicano, debido a que ha fortalecido el marco de regulación y supervisión para vigilar riesgos sistémicos y enfrentar vulnerabilidades potenciales.

Los funcionarios del FMI también destacaron la solidez de su marco de políticas basado en reglas, “que han sustentado la hábil gestión macroeconómica y la rápida mejora de la actividad económica”. 

Destacaron que México se recuperó rápido de las secuelas de la crisis mundial, luego de una fuerte contracción en 2009,  y alcanzó un crecimiento de 5.4% en 2010 con el impulso de la exportación de manufacturas y el repunte de la demanda interna. 

Esta rápida recuperación, consideraron, se debió a “los sólidos balances de los sectores público y privado de México, el firme marco prudencial y la eficaz respuesta de política anticíclica”. Además, el tipo de cambio flexible fue un factor importante que “atemperó las secuelas de la crisis mundial y apuntaló la recuperación”. 

Los expertos prevén  un crecimiento sólido este año de 4.5% y el próximo de 4.1%, y que las perspectivas a corto plazo están respaldadas por la recuperación continua prevista para Estados Unidos y el fuerte crecimiento de la demanda interna de México. 

Y estimaron que el déficit en cuenta corriente experimente un aumento moderado este año, para ubicarse en 1% del Producto Interno Bruto (PIB) y en 1.5% a mediano plazo. 

Los principales desafíos a mediano plazo para México, dijeron, consisten en reforzar su potencial de crecimiento y hacer frente a algunos retos fiscales de largo plazo, y consideraron crucial “emprender reformas estructurales ambiciosas para incrementar la productividad y promover la inversión”.  

Respaldaron los planes de consolidación fiscal de las autoridades mexicanas, “que incluyen la restitución de la regla de presupuesto equilibrado el año próximo y la eliminación del tope de acumulación de recursos en el fondo de estabilización de los ingresos petroleros para ahorrar ingresos extraordinarios”. 

Los directivos del organismo internacional apoyaron la postura acomodaticia de la política monetaria, “dado que las presiones inflacionarias están bajo control y las expectativas bien ancladas”.  

Pero destacaron el reto de ajustar las políticas para que “equilibren los factores cíclicos nacionales y las incertidumbres internacionales al tiempo que continúa la consolidación fiscal”. Puntualizó la necesidad de que “las autoridades se mantengan alertas y estén preparadas para tomar las medidas necesarias”. 

“El tipo de cambio flexible de México ha desempeñado un papel importante para absorber los choques externos y manejar las entradas de capital”, sostuvieron.(Patricia Pazarán/Fortuna)

Artículo anteriorStandard & Poor’s reduce la calificación de EU; advierte que espera un acuerdo político
Artículo siguientePresentan plan técnico de señalización para modernizar telecomunicaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí