“Sigue vivo juicio para impugnar herencia”, Moisés Saba Ades

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 20 segundos

Las irregularidades en el juicio de impugnación del testamento de Isaac Saba, Moisés Saba Ades las atribuye a la corrupción de los tribunales mexicanos y acusa directamente al Juez 18 de lo Familiar Gustavo Garduño, al Magistrado Lázaro Tenorio de la Primera Sala quien giró una orden para imponer un tutor a sus hijos menores.

Fue también el Juez 18 de los Familiar quien, asegura Moisés Saba, colocó en en suspensión los desistimientos que él mismo primogénito de Isaac Saba interpuso para dar por concluida la demanda de impugnación del testamento. Garduño, apunta, habría hecho lo mismo con los desistimientos de Manuel y Alberto Saba Ades, por lo que hoy el juicio para impugnar la herencia de Isaac Saba sigue activo.

“No podíamos pelear contre el Juez, contra la corrupción, quise desistirme pero no nos dejaron, pero sí decidí, en cambio, preservar el derecho de mis hijos menores a reclamar su herencia en un futuro y ese, aparentemente, es el problema que aún me tiene en los tribunales”, dice Saba Ades. “Parecería que alguien quiere ya cerrar este caso”, señala.

Sin embargo, un abogado de los hermanos Alberto y Manuel Saba Ades que aceptó hablar sobre el caso aseguró, sin exhibir documentos, que la decisión de Isaac Saba Ades de desheredar a su primogénito se remontaba ya a varias décadas atrás. El abogado Ángel Alejo Torres, a cargo de la defensa de Alberto y Manuel Saba, no pudo confirmar si esa decisión estuvo relacionada con la versión de que siendo parte de una familia judía sumamente conservadora, Moisés Saba Ades contrajo matrimonio con una mujer de religión católica, lo que habría generado el distanciamiento con Saba Raffoul.

Pero Moisés Saba Ades sí lo niega categóricamente: “Mi padre llegó a querer profundamente a mi esposa y eso es una mentira y eso fue un pretexto para poder dar una cierta veracidad al despojo”.

En los tribunales mexicanos se mantienen activos los juicios respecto a la fortuna de Isaac Saba, un hombre que hubiera querido ver a su familia trabajando en el imperio que construyó y que lo llevó en algún momento a pensar en la posibilidad de competir contra Televisa al buscar una tercera concesión de televisión abierta.

“Mi padre nunca hubiera querido ver a la familia entre tribunales y la herencia se fuera en abogados”, dice Moisés Saba desde algún lugar en Estados Unidos.

Artículo anteriorContinuidad ordenada del factor humano, el reto de empresas familiares-IPADE
Artículo siguiente¿Quién secuestró la edición número 100 de la revista Fortuna?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí