Desenfrenada caída del dólar, tras el anuncio de la Fed

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 4 segundos

El dólar continúa su caída desenfrenada, contribuyendo al alza en el mercado de renta variable y de las materias primas, tras el anuncio de la Fed del fin de la segunda fase de relajación cuantitativa y de que estará seguida de un largo periodo de bajas tasas de interés, eso indica que era exactamente lo que estaban esperando los mercados, señaló Ole S. Hansen, del banco electrónico Saxo Bank.

En materia de precios los movimientos su significativos. Las gasolinas en estados Unidos experimentan alzas superiores a las del crudo, los cultivos de cereales se han visto afectados por las condiciones climáticas, la demanda de algodón ha caído, el cacao se cotiza por encima de sus mínimos, el café supera tres dólares por primera vez en más de 30 años.

El estratega en contratos por diferencias (CFD’s) del banco danés señaló que las tasas de interés seguirán bajas durante bastante tiempo, lo que conlleva riesgo de que aumente la inflación y la debilidad del dólar, junto con el fuerte impulso de dinero de los inversionistas que se sigue amontonando en el oro y la plata.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos siguen siendo los que más suben, con incrementos porcentuales que superan a los valores del crudo. Esta semana, el precio trepó hasta el máximo de los últimos 33 meses, luego de 10 semanas seguidas de caídas en los inventarios que los depositaron a los niveles más bajos desde agosto de 2009.

Como consecuencia, el precio minorista de la gasolina en las gasolineras de Estados Unidos alcanzó los 3.88 dólares el galón, tan solo 5% por debajo del pico de 2008. Esta pérdida en los inventarios y el alza del precio se convirtieron en un riesgo político y económico, dado que la temporada de vacaciones comienza en tan solo un mes, advirtió Hansen.

Los factores que llevaron el precio del Brent a subir 31% este año no se han disipado. Los conflictos en Libia y en Oriente Medio continúan sin resolverse, con lo que se espera que el petróleo libio no llegue al mercado en meses.

A esto se le añade la debilidad del dólar y la constante fortaleza de la demanda china, que en marzo subió 10.6% interanual hasta 9.1 millones de barriles diarios.

Lo que podría empujar los precios a la baja son los temores de que la recuperación se esté frenando, como hemos visto por el crecimiento más débil de lo esperado durante el primer trimestre en Estados Unidos. Esta semana, Aramco en Arabia Saudí ha publicado su preocupación por los elevados niveles de precios y el posible impacto sobre el crecimiento global.

En tanto, la posición especulativa de los fondos de cobertura y los grandes inversionistas han vuelto hasta los 300 millones de barriles, lo que sugiere un valor nominal de 34 mil millones de dólares. Mientras tanto el Brent a corto plazo está confinado en un rango de cotización entre 119 y 127 el barril, considera el especialista.

En cuanto a los cereales, Hansen recordó que  el principal agente para los mercados del cereal en los próximos dos meses será el clima en las regiones de cultivo. La semana pasada vimos un resultado fuerte del trigo, porque las condiciones de tiempo seco en el sur de Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania y China provocaron un aumento de 10% en los precios, antes de que las previsiones de mejoría provocaran un derrumbe del precio del mismo valor.

El maíz también se vio afectado, pero en su caso fue por la gran cantidad de lluvia caída en toda la región central de Estados Unidos, lo que provocó trastornos en la plantación de primavera y elevó la presión en los niveles de stock siempre mermados.

Pero una vez más -al igual que el trigo- las previsiones de mejoría climática generaron fuertes caídas el pasado jueves. Esto subraya, dijo Hansen, la volatilidad climática que está por llegar.

El cacao ha experimentado bruscas alzas en los precios esta semana, por la preocupación de que vuelvan las tensiones en Costa de Marfil. La recuperación ya ha supuesto un repliegue en el mercado de más de 50% de las ventas masivas de marzo.

Para el azúcar el máximo de febrero en 29.75 dólares ya no es más que un recuerdo. Tailandia, el segundo mayor exportador del mundo luego de Brasil, espera una cosecha récord de 9 millones de toneladas, un alza de 30% desde el año pasado.

Las posibles exportaciones desde la India, junto con las buenas perspectivas climáticas en Brasil, ayudaron a los vendedores mientras que la posición larga especulativa sigue siendo relativamente alta: 122 mil lotes, aunque supone una caída desde los 200 mil lotes de febrero.

El algodón, que fue el producto estrella el año pasado, experimentó una brusca inversión de tendencia durante abril porque los precios elevados comenzaron a ahogar la demanda en un momento en que la oferta global está en aumento.

China, el mayor importador de algodón, está cancelando cada vez más pedidos, lo que ayudó a eliminar parte del déficit del mercado. Habrá que poner atención en las plantaciones en Estados Unidos, que van con cierto retraso por las condiciones de calor y falta de lluvias que también afectaron al trigo, dijo Hansen.

Por primera vez en más de 34 años, el precio del café arábica de alta calidad quebró el nivel de los 3 dólares la libra, con los inversionistas y tostadores compitiendo por la limitada oferta. Los inventarios están en los niveles más bajos de los últimos 50 años, con los entendidos esperando por granos de alta calidad, momentos en que la oferta de Colombia y otros de los principales productores no ha sido la esperada.

Entre los metales industriales, el cobre se ha movido en cotización lateral, con una ligera tendencia a la baja en los últimos tres meses. La preocupación sobre el constante endurecimiento de las medidas monetarias en China y la reducción generalizada de las expectativas de crecimiento global por los elevados precios de la energía han captado la mayor la atención.

Las reservas en China, el principal consumidor del mundo, subieron ayudadas por los inversionistas chinos que utilizaron el cobre en gran medida como una garantía para los créditos. En general, el índice compuesto de metales base está indicando unas pequeñas ganancias en el año, con resultados negativos en el plomo, el cobre y el zinc, más que compensados por los fuertes resultados del estaño, el aluminio y el níquel.

Luego de más de seis meses de cotización lateral, el gas natural comenzó a sentirse un que se ha instaurado un suelo por debajo de los 4 dólares. El interés abierto en los futuros está cerca de los máximos récord, mientras que la amplia posición corta especulativa de los fondos de cobertura y los grandes inversionistas se estanca cerca de los 200 mil lotes.

El desastre nuclear de Japón hizo elevar el uso de gas natural, con la reducción de la producción nuclear en Estados Unidos al someterse a revisión 23 reactores estadounidenses con diseño similar al de Fukushima.

Durante la semana pasada, la producción de las plantas nucleares cayó hasta los niveles más bajos en 10 años después de que los tornados golpearan los estados del sur y castigaran a las centrales. Por ahora, estima Hansen, el mes spot sigue en el rango entre 4 y 4.8 dólares.

Artículo anteriorSalinas Pliego da el banderazo a Totalplay: el primer cuádruple play de México
Artículo siguientePara TV Azteca, el “NYSE burocrático y caro”: Ricardo Salinas Pliego

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí