Transfirió Posadas desde marzo marcas de Mexicana

Mexicana de Aviación
Mexicana de Aviación

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 25 segundos

Los derechos sobre las marcas Click, Link y Mexicana habrían sido transferidos desde hace más de cuatro  meses al Nuevo Grupo Aeronáutico, lo que podría configurar un fraude en contra de los acreedores de las aerolíneas.


Mientras se complica la relación del grupo de aerolíneas que controla Mexicana de Aviación con sus acreedores bancarios y comerciales, las instituciones de crédito investigan si la administración que presidió Gastón Azcárraga y la dirección a cargo de Manuel Borja trasladaron desde marzo pasado la propiedad de las marcas –Click, Link y Mexicana –  a otra sociedad, en este caso al Nuevo Grupo Aeronáutico (NGA).

Aparentemente, dijeron funcionarios bancarios, en el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) se encuentra el registro de las transferencias de las marcas de las tres aerolíneas que constituyen los principales activos de la empresa, ya que la mayoría de sus más de cien aeronaves operaban bajo el esquema de arrendamiento.

De confirmarse esta afirmación, aseguraron los banqueros consultados, podría comenzarse a configurarse el delito de fraude en contra de los acreedores y trabajadores de la aerolínea pues la demanda de concurso mercantil se realizó a partir de circunstancias mercantiles y propiedad de las marcas que perjudican cualquier negociación para resolver la situación financiera de la empresa.

Antes, en noviembre de 2005, el grupo de accionistas que encabezaba Gastón Azcárraga había vendido la torre insigna de Mexicana, uno de los rascacielos de la Ciudad de México, en 35 millones de dólares.

Fue el pasado 22 de agosto cuando la llamada Tenedora K, en la que participan inversionistas como Andrés Roshental del corporativo Omega,  Vicente Aristegui de Arizan, entre otros, anunció que había adquirido al Grupo Posadas su participación en el llamado Nuevo Grupo Aeroportuario y que, a partir de entonces, se haría cargo de la situación financiera de la aerolínea con miras a lograr su reestructura.

Tenedora K controla desde entonces el 95 por ciento de las acciones del NGA. Sin embargo, el pasado viernes 27 de agosto Mexicana y sus empresas hermanas –Click y Link – anunciaron que suspenderían sus operaciones para no seguir incurriendo en pérdidas mientras el proceso judicial de concurso mercantil y suspensión de pagos seguía su curso en tribunales de México y Estados Unidos.

El 29 de agosto, Banorte, uno de los principales acreedores de Mexicana, con un crédito por 160 millones de dólares informó a la opinión pública que a partir de que el juez dictaminó medidas cautelares el 23 de agosto, Banorte no ha tomado un solo peso del fideicomiso constituido por Mexicana, como afirma Tenedora K.

Artículo anteriorIQ Financiero
Artículo siguienteSí hay razones para festejar a México: Alfredo Harp

Comments are closed.