Portada

Lavado de dinero
Inteligencia artificial vs lavado de dinero

El lavado de dinero, delito que genera alrededor de un billón de dólares anuales en el mundo, ha puesto en alerta a las economías más desarrolladas del planeta. Empresas privadas dedicadas a desarrollar innovaciones tecnológicas, preparan plataformas para combatir este delito que se ha vuelto incontenible

Erika Ramírez

El crimen organizado trasiega más de un billón de dólares anualmente, según estima el Perfil financiero mundial –elaborado por Departamento de Información Pública de la Organización de Naciones Unidas (ONU)–, lo que demuestra que los delincuentes de cuello blanco han quebrantado todos los candados monetarios para llevar a cabo actividades ilícitas. 

Las operaciones derivadas de tráfico de drogas, contrabando de armas, corrupción, desfalco, fraude fiscal, crímenes de guante blanco, malversación pública, extorsión, trabajo ilegal y terrorismo han redituado en los bolsillos de los grupos delictivos y han provocado inestabilidad en las economías de todo el mundo.

Las cifras calculadas por esta trasgresión divergen: mientras la ONU deduce que es un billón de dólares, el Fondo Monetario Internacional señala que el lavado de dinero oscila entre 3 y 5 por ciento de la producción mundial, es decir, unos 600 mil millones de dólares. Para el Grupo de los Siete, integrado por Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Inglaterra, Japón e Italia, al año se blanquean entre 300 mil y 500 mil millones de dólares en el mundo.

Los  números que arroja el blanqueo de capitales ha puesto en alerta a los países más desarrollados y desde 1989 constituyeron el Grupo de Acción Financiera en Contra del Lavado de Dinero, también conocido como Groupe d'Action Financière Sur le Blanchiment de Capitaux (GAFI), al que se incorporan 29 países, entre ellos México, el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico y la Comisión Europea.

 

Inteligencia artificial

Los activos que provienen del llamado “dinero sucio”, también han sido objeto de investigación de empresas dedicadas a la aplicación tecnológica en los sistemas financieros. Tal es el caso de las empresas Aplicaciones en Informática Avanzada, S.A. (AIA), y Técnica Comercial Vilsa, S.A. de  C.V., la primera española y la segunda mexicana, presentaron los Sistemas Inteligentes de Observación (SIO’s) durante el Primer Simposio sobre la Prevención de Lavado de Dinero y Soluciones de Inteligencia Artificial para la Banca en México, que se llevó a cabo en mayo pasado.

José María Morera, representante de AIA, explica que con la aplicación de inteligencia artificial en los circuitos financieros, se pueden revisar 250 operaciones bancarias por segundo, lo que permite la eficacia para la detección de procedimientos en el trasiego de dinero y la disminución de riesgo para las entidades financieras.

Ejemplo de ello es que en 2006 las instituciones financieras españolas economizaron 500 mil millones de euros, tras detectar oportunamente este ilícito a través de sistemas operativos creados ex profeso.

Los SIO’s se han convertido en los “Sherlock Holmes” on line que se mantienen alerta,  combinan “metodología y solución tecnológica mixta, que mezcla conocimiento más comportamiento para generar sistemas proactivos que permiten la toma de decisión en el tiempo adecuado”, ya que los grupos delictivos también están altamente capacitados para realizar sus transacciones.

El dinero sucio “puede nutrir a las mafias  y al terrorismo y, al mismo tiempo, estas dos organizaciones pueden poner en jaque a los Estados. Tienen la facilidad de mover dinero en el mundo y realmente pueden tener un nivel de agresión más alto del que hay actualmente”, afirma el investigador español José María Morera.

Para evitar el blanqueo de capitales, dice el experto de AIA, es necesario vigilar los movimientos de estos importes, “pero el problema es que las organizaciones criminales tienen una capacidad muy fuerte y contratan especialistas que buscan ingeniería financiera para eludir todo el problema”. 

Los SIO’s

José María Morera explica que con la instrumentación de los SIO’s se agiliza la detección de operaciones susceptibles de blanqueo de dinero. El trasiego de capitales, dice, es de una operación entre 10 mil, lo que requeriría un análisis de una hora por ejecución. “Es inviable, ya que se necesitaría del trabajo de 5 personas por un año para detectar un ejercicio de esta naturaleza.

“Desarrollamos herramientas de inteligencia artificial para prevenir el lavado de dinero, tenemos una solución que analiza toda la operación de la entidad financiera y saca el grano de la paja”, expone.

Los SIO’s se basan en aspectos relacionados con los conceptos de “normalidad y anomalías”. Permiten filtrar la información de entrada al circuito financiero, tienen la capacidad de priorizar las situaciones irregulares y discriminan excepciones de alertas.

Para llevar a cabo este  análisis, los sistemas de alta tecnología revisan “entradas y salidas” de información de eventos e indagan la actividad y el negocio del “agente identificado”. Como resultado de esta sistematización, se pueden detectar “alertas ponderadas” que indican “potenciales situaciones anómalas”.

Lavado en  México

Luis Vidales Sánchez, director de Técnica Comercial Vilsa –compañía mexicana fundada en 1982, dedicada a comercializar alta tecnología en todo el mundo– coincide con el empresario español y agrega que en México es necesario afianzar los circuitos financieros ante la operación que lleva a cabo el crimen organizado.

“Actualmente tenemos un gravísimo problema de delincuencia organizada, lo vivimos y lo sufrimos todos los días, cuando en los medios de comunicación informan el número de ejecuciones, el contrabando de drogas  y la malversación de fondos públicos”, dice.

Por lo anterior, en  asociación con AIA, Vilsa decidió traer a México los SIO’s para poner a disponibilidad de los bancos y de las instituciones financieras mecanismos que permitan dar seguimiento a las transacciones de una manera ágil.

La situación de México en materia de lavado de dinero es muy difícil e inclusive estratégica, dice el empresario, “quizá es un asunto de seguridad nacional. Es evidente que estamos viviendo la confrontación que hace la delincuencia organizada al Estado, y hay días en los que las ejecuciones de policías superan a los soldados muertos en la guerra del medio oriente.

“Si consideramos que el recurso que mueve el motor de la delincuencia organizada es el dinero, la respuesta es de absoluta prioridad y podría considerarse un asunto de seguridad nacional”, reitera. 

Para el experto en sistemas de alta tecnología, tomar una acción contra la delincuencia organizada requiere una coordinación con los investigadores que descubren este tipo de ilícitos. “Detectar, a través de un programa de cómputo, las alertas de situaciones que pudieran parecer lavado de dinero ayudan para que el personal de prevención de riesgos y seguridad en los bancos tomen acciones inmediatas”, indica Vidales Sánchez.

Y es que el crimen organizado tiene un amplio margen de maniobra si las instituciones financieras no cuentan sistemas eficaces para prevenir este delito, ya que cada segundo se registran 250 operaciones financieras.

En el caso mexicano las autoridades no cuentan con el cálculo de trasiego de dinero anualmente, sin embargo,  desde 1997 la Asociación de Banqueros de México y la Secretaría de Hacienda desarrollaron el Manual Operativo para la Prevención y Detección de Transacciones.

Estadísticas de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda indican que en los últimos tres años se registraron 16 mil 712 “reportes relevantes” en materia de lavado de dinero. Hasta el 31 de mayo de 2007 los indicios de blanqueo de capital acumulaban 2 mil 927 operaciones.

La UIF –organismo encargado de la recepción, análisis y difusión de reportes de operaciones y otra información financiera relacionada con el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo–, también detectó 182 mil 55 “reportes inusuales” y 495 “reportes preocupantes”, del 1 de enero de 2004 al 31de mayo de 2007.

Luis Vidales dice que un investigador sin herramientas no  tiene la capacidad para revisar el total de las operaciones financieras, “entonces lo que hacen los SIO’s es obtener información y a través de parámetros obtenidos por expertos en prevención de lavado de dinero se determinan los llamados falsos positivos, o se encienden las alarmas de que se está trasegando el dinero. El software filtra todas las acciones y se quedan únicamente las que tienen indicios de ser ejecuciones comprometidas o de lavado de dinero”.

Anti-Money Laundering

Una de las ofertas de AIA para el circuito económico mexicano es el Sistema Inteligente Para la Detección e Investigación de Operaciones de Blanqueo de Capitales en Entidades Financieras –Anti-Money Laundering–, (SIOPEIA AML), que “pondera la gravedad o propensión de un cliente, contrato u oficina comercial en el blanqueo de capitales”.

Este sistema de inteligencia artificial podría satisfacer los requerimientos de las entidades reguladoras, de acuerdo con las disposiciones de la  Secretaría de Hacienda, entre las que se encuentran: identificación y conocimiento del cliente, capacidad para  detectar operaciones inusuales, relevantes y preocupantes, conocer las transacciones de los clientes y tener capacidad de verificar y detectar cambios en su comportamiento, soportar e integrar expedientes de operaciones inusuales, y dar un seguimiento integral a las cuentas y contratos de cada cliente.

Los patrones con los que opera el SIOPEA AML detectan la periodicidad, tipo y ubicación de operaciones que llevan a cabo los clientes de las instituciones bancarias, los montos acumulados, importes, tipología, origen, destino, ubicación  de las cuentas, movimientos de efectivo e interiores; cálculo inicial de esquemas a partir de información histórica de la actividad de los usuarios.

También permite la actualización periódica de los esquemas –dependiendo de la evolución en las formas de comportamiento–, reposición de “patrones tipo” que permitan afrontar situaciones de poca información y caracterización de pautas asociadas a grupos de clientes y contratos, utilizados para análisis de desvíos.

Regina Llopis, directora de AIA, dice que la creación de SIO’s específicos para la banca en México unificaría los criterios de detección y permitiría disminuir los ilícitos relacionados con el crimen organizado, entre los que destacan el lavado de dinero y el fraude financiero.

En materia de seguridad, Regina Llopis detalla que los sistemas operativos creados por AIA ya han incursionado en el mercado nacional. Y es que la compañía española, que en varias ocasiones ha colaborado con investigaciones antilavado y antifraude financiero de Interpol y Scotland Yard, tiene experiencia con la administración de riesgos en la red eléctrica de la segunda paraestatal más importante de México, la Comisión Federal de Electricidad.

 

Dinero sucio en el sector público

Luis Vidales Sánchez, director de Técnica Comercial Vilsa, explica los métodos que utilizan los lavadores de dinero en las instituciones de gobierno, pues dice que es uno de los sectores que podrían prestarse a este tipo de ilícitos.

Experto en sistemas de tecnología avanzada, indica que para poder llevar a cabo los delitos de cuello blanco no es necesario operar con  la venta de armas, drogas o el trasiego de personas, ya que también se puede efectuar a través de mecanismos de  corrupción.

Este tipo de operaciones en el sector público se efectúan con la compra de productos o servicios para el Estado, con una calidad inferior a la estipulada o sobreprecios. “Si alguien obtiene uno de estos pedidos, obviamente, puede tener un beneficio”, dice.

“Los beneficios no necesariamente tienen que ser monetarios, también pueden ser donativos. El dinero se obtiene del sobreprecio y se lleva fuera del país a través de diferentes mecanismos, como depósitos en cuenta, en paraísos fiscales, o en donativos y privilegios”, explica.

El lavado de dinero se efectúa también en especie, con la adquisición de propiedades inmobiliarias, obras de arte,  joyas, automóviles de lujo, proyectos pseudos altruistas o empresas fantasmas.

Vidales Sánchez agrega que las personas que se dedican al blanqueo de capitales en el ámbito gubernamental, “podrían ser funcionarios corruptos, sus operadores cercanos, parientes  o amigos.

Con la instrumentación de los SIO’s, indica, las instituciones financieras tienen las herramientas para detectar “la ostentación de riqueza inexplicable, cambio súbito de estilo de vida, inclusive cambios de estado civil.

“También es habitual que el trasiego de dinero se dé a través de adquisición de propiedades como la compra de departamentos de lujo en zonas turísticas, ranchos, hoteles, casas de lujo”, dice.

El director de Vilsa, agrega que los lugares propicios para el blanqueo de capitales son los sitios turísticos –por la presencia de diferentes monedas y es más fácil de ocultar este tipo de transacciones–, las grandes ciudades, asociaciones filantrópicas, las seudo instituciones de investigación e inclusive gimnasios y spas.

“El crimen  organizado pretende lucrar, a costa de cualquier cosa y esto corroe las bases de la sociedad, si nosotros no presentamos un frente común podemos estar en una más  grave situación de la que vemos ahora”, concluye.

 

 

Recomendaciones del Grupo Acción Financiera en Contra del Lavado de Dinero emitidas en 2003 a los países que lo integran:

-Condenar el lavado de dinero y brindar herramientas legales a las autoridades para la confiscación de los ingresos producidos por el lavado de dinero.

-Implementar políticas para los usuarios de los bancos (verificación de la identidad personal).

-Guardar un registro de las transacciones sospechosas de instituciones financieras, de negocios y no financieras.

-Establecer una unidad de inteligencia financiera, que reciba y procese los reportes de transacciones sospechas o dudosas.

-Cooperar con la comunidad internacional investigando y facilitando la prosecución del lavado de dinero.

-Implementar las convenciones relevantes a su respectiva legislación.

 

 

Mancuerna commercial

Grupo AIA (Aplicaciones en Informática Avanzada, S.A.) es una firma de consultoría e ingeniería de software y sistemas de información, fundada en 1988. La empresa de origen español resuelve problemas complejos en la industria y el mundo de los negocios.

La micromultinacional desarrolla software basado en Sistemas Inteligentes de Observación (SIO’s), técnicas de clasificación, predicción, optimización, simulación y aplicación de metodologías empleadas en matemáticas y física.

El objetivo primordial del Grupo AIA es producir un beneficio económico real y cuantificable a sus clientes, a través de la innovación, por medio del software avanzado como propuesta de valor tecnológico.

Entre los principales clientes de la compañía se encuentran: Unión Fenosa, Banco Azteca, Gas Natural, Banco Santander Central Hispano y la Comisión Federal de Electridad.

Técnica Comercial Vilsa, S.A. de C.V., constituida en 1982, tiene experiencia en México en proyectos de alta tecnología y seguridad, lo que la hace líder en México en soluciones de identificación, personalización de documentos de alta seguridad, y sistemas integrales de seguridad, control de acceso y prevención de riesgos.

 

 

Entre las consecuencias que provoca el lavado de dinero, Guadalupe Robles, politólogo por la Universidad Autónoma Metropolitana, enumera en su artículo Lavado de dinero y Derecho de Acceso a la Información Privada,  las siguientes:

a) Evita la detección de actividades criminales

b) Provee nuevos recursos a las actividades delictivas

c) Distorsiona los mercados financieros

d) Destruye la actividad económica real generando un capitalismo virtual.

 

 

Condusef alerta sobre lavado de dinero

La  Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) alerta a los clientes de las instituciones a no ser sujetos de lavado de dinero.

Marco Antonio Carrera, director de Estudios de Mercado de la Condusef, dice que los usuarios de “cualquier” institución bancaria o financiera deben tomar en cuenta que hay ofrecimientos que la gente no debe considerar.

“Es necesario estar muy conciente de que nada es gratis, si de repente a una persona le ofrecen un rendimiento maravilloso por una inversión mínima y algo muy fácil y rápido, ahí hay algo raro”, explica el funcionario.

Señala que la gente debe tener cuidado de cuál es el servicio que están ofreciendo, “puede darse el caso de que alguna empresa aparente ser una institución financiera, pero quizá ni siquiera son una entidad para establecer los servicios”.

Para brindar atención a los clientes de las instituciones financieras, el director de mercado de la Condusef explica que se puede acceder a través de internet al Sistema del Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres) para conocer la calificación de cada organismo. 

“Este Registro contiene información general y corporativa de todas las Instituciones Financieras que se encuentran autorizadas y supervisadas por las Autoridades del Sistema Financiero Mexicano.

“Su principal objetivo es contar con una base de datos que contenga información suficiente y veraz, permita orientar a los usuarios sobre las instituciones financieras, su actividad preponderante, los datos de localización y los funcionarios que trabajan en ellas para atender consultas o reclamaciones”, dice Marco Antonio Carrera.

Agrega que si la gente no conoce el origen de una empresa y, esta incurre en algún delito, “no se exime de responsabilidades y lamentablemente se puede actuar en materia legal como consecuencia”.

 

 

 

Año V No. 53 Junio 2007

Esperamos sus comentarios sobre esta investigación:  

Nombre:
E-mail

Comentario:


 

 

 

 

 

 
 

Archivo | Noticias diarias | Publicidad | Directorio | Suscripciones | Contacto

Revista Fortuna. Av. Juárez No. 88, primer piso, despachos 110 y 111 Colonia Centro. Delegación Cuauhtémoc.
México D.F. C.P. 06040 | Tels: 9149-9802, 29 | Tel/Fax: 9149-9822 | Suscripciones: 9149-9802

Diseño web, Weblex, pagina en internet, Diseño de Paginas Web en Mexico. Sitio web

Recomienda