Punta Diamante: plusvalía desbordada

Lino Javier Calderón / Julio César Hernández, fotos

 

Acapulco se está transformando, ya que está naciendo una nueva ciudad en lo que hoy se conoce como Punta Diamante. Alrededor de 10 fuertes inversionistas inmobiliarios centran su atención en el desarrollo de lo que podría ser uno de los más grandes paraísos de la inversión turística en lo próximos 10 años, en un área que recorre un superficie de más de 30 kilómetros.

En la zona que ha pertenecido por años a diversos grupos empresariales y de ejidatarios se desarrolla una guerra entre diversos grupos inmobiliarios y ejidatarios que están en desacuerdo de cómo se ha desarrollado la compra-venta de cientos de hectáreas de terrenos que corren desde Barra Vieja, junto al río Papagayo hasta la Bahía de Puerto Marqués.

Mientras que en el Acapulco tradicional se encarecen los negocios, en Punta Diamante se ha desatado un verdadero alud de inversiones, lo que ha provocado un fenómeno de especulación inmobiliaria que, por concepto de plusvalía, genera ganancias de hasta ciento por ciento en sólo un año.

Sin embargo, es un Acapulco con pies de arena. No hay sistemas públicos de agua o drenaje; tampoco hay vialidades suficientes, mantenimiento ni vigilancia, por lo que puede colapsar en cualquier momento. La ecología es un asunto pendiente y algunos campesinos siguen inconformes con la indemnización de sus terrenos.

En el año 2000 el entonces gobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros, reiteraba en repetidas ocasiones que Punta Diamante representaba para los inversionistas inmobiliarios un negocios de 20 mil millones de dólares para los próximos 20 años, por lo que tendrían que invertir en obras de infraestructura cerca de 7 mil millones de dólares.

Lo que llama la atención es que ésta ya llegó y está por crecer más. Junto al Aeropuerto Internacional de Acapulco puede verse un conjunto en construcción de más de 10 hoteles de 5 estrellas de los más altos del continente, que tendrán centros recreativos, deportivos y hasta un auditorio, lo que representa un verdadero desafío de competencia turística para el Acapulco tradicional.

La memoria inmediata de Punta Diamante se vincula, vía el escándalo, por los terrenos de Diego Fernández de Cevallos o la propiedad del ex presidente Ernesto Zedillo. La plusvalía se ha desbordado.

En Punta Diamante nace pues, otro Acapulco, el que concibió el entonces gobernador José Francisco Ruiz Massieu cuando Carlos Salinas de Gortari (su ex cuñado) era presidente. El asesinato del político guerrerense rezagó el proyecto; hoy se ha reactivado, aunque de forma anárquica en unas zonas y en otras de formas ordenada.

Exagerada en varios puntos, principalmente junto a los grandes hoteles que se están terminando o que ya empiezan a operar como es el caso del Camino Real. En agosto de 2006 el gobernador Zeferino Torreblanca inauguraba en Punta Diamante inversiones por 35 millones de dólares. Sin embargo por la especulación de terrenos y de inversiones, no se ha definido un monto total de capitales por parte del ayuntamiento que dirige el perredista Félix Salgado Macedonio y que se están reflejando en el nuevo rostro del lugar.

De acuerdo con hoteleros del lugar la demanda de una segunda residencia y de mayores espacios de esparcimiento aumentó en los últimos años: lo mismo en villas, departamentos, casas e incluso tiempos compartidos.

Punta Diamante nos permite ver que casas compradas hace un año ahora valen el doble; que han redituando hasta 100 por ciento de plusvalía en ese tiempo.

Recientemente Eduardo Ramírez de la Rosa, exresponsable de Acción Social del Fideicomiso Acapulco (Fidaca), en entrevista con un diario nacional aseguraba que no existe una política de desarrollo urbano definida por parte del ayuntamiento, lo que a la larga generará problemas y caos en la zona, cuando se quiere reordenarla. Sobre todo de Vialidades.

La preocupación de las autoridades de los ejidatarios es que se ha desatado en la zona Plan de los Amates una especulación abundante, donde hoy existe un conflicto con ejidatarios de Lomas de Chapultepec y que tendrá en los próximos meses tiende a desatarse conflictos.

Sin embargo los inversionistas que ya aseguraron lugar en este plan ya iniciaron proyectos importantes en la zona. Tal es el caso de la firma inmobiliaria gallega Fadesa especializada en el desarrollo de proyectos inmobiliarios de primera y segunda residencia y con una actividad patrimonial centrada en proyectos hoteleros y de campos de golf ligados a la actividad residencial que ve en la zona una de las mejores regiones para la inversión.

De acuerdo con Iván Vela, la empresa ya tiene una "cabeza de Playa" en Punta Diamante, como parte de su expansión en México y de sus 637 millones de euros que tiene contemplados para América Latina y México.

 

Año V No. 51 Abril 2007

 

Esperamos sus comentarios sobre esta investigación:  

Nombre:
E-mail

Comentario:


 

 

 

 

 

 
 

Archivo | Noticias diarias | Publicidad | Directorio | Suscripciones | Contacto

Revista Fortuna. Av. Juárez No. 88, primer piso, despachos 110 y 111 Colonia Centro. Delegación Cuauhtémoc.
México D.F. C.P. 06040 | Tels: 9149-9802, 29 | Tel/Fax: 9149-9822 | Suscripciones: 9149-9802

Diseño web, Weblex, pagina en internet, Diseño de Paginas Web en Mexico. Sitio web

Recomienda