Negocios globales

En la recta final, pleito con Cuba

Bancomext prepara una nueva embestida judicial a nivel internacional en contra del gobierno cubano para incautar los depósitos en sus cuentas de Europa para garantizar el pago de la millonaria deuda que mantiene esa nación con nuestro país

Nancy Flores

Será en las próximas semanas, cuando Bancomext reinicie las gestiones ante las cortes internacionales para recuperar la deuda que Cuba contrajo con el gobierno mexicano por más de 400 millones de dólares y que se generó a partir de la compra de petróleo y préstamos directos.

Esta sería la segunda vez que el gobierno mexicano emplaza judicialmente al régimen de Fidel Castro Ruz, al cual, el ex director del Bancomext, José Luis Romero Hicks, calificó como el mejor cliente del banco de desarrollo, relación que terminó no por problemas de incumplimiento de pago sino por un enfrentamiento diplomático. El primer enfrentamiento se registró en mayo de 2002, cuando la administración foxista promovió embargos sobre cuentas bancarias cubanas radicadas en Italia, ante la Cámara Internacional de Comercio de París.

El 6 de agosto del año pasado, el organismo internacional emitió un laudo a favor de Bancomext. De acuerdo con el fallo, la institución financiera de origen mexicano es reconocida como propietaria de los recursos embargados por un total de 40 millones de euros.

El Informe de la revisión y fiscalización de la cuenta pública 2003, elaborado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), estima que por concepto de cartera vencida, Bancomext registra pasivos por 5 mil 981 millones 781 mil pesos.

De este total, indica el órgano de vigilancia, el 63 por ciento corresponde a créditos otorgados a dos empresas de origen cubano (Telecomunicaciones de Cuba, S.A. y Telefónica Antillana S.A. de C.V.), por un total de 3 mil 668 millones 907 mil pesos.

Salvador Rojas Aburto, director general adjunto de Promoción de Negocios de Bancomext, reconoce: “la verdad es que no van nada bien las cosas, desafortunadamente, la relación (entre México y Cuba) es distante”.

El funcionario encargado de negociar la deuda del gobierno cubano con México, advierte que “lo que sigue es buscar más recursos a través del mismo procedimiento (judicial) que ya hicimos una vez, hasta por el monto que nos deben. Pues por mandato y por responsabilidad dentro de la institución, lo que nos queda es buscar ejecutar las garantías con que contamos, y vamos a seguir apretando en la parte jurídica”.

Rojas Aburto explica que se trata de una deuda muy vieja que nace de muchas operaciones acumulas, y que el juicio ya resuelto se vincula al crédito que sirvió para la creación de la empresa telefónica. Además, señala que entre los pasivos hay deuda por petróleo y por diversas operaciones comerciales. “Lo último fue un embarque de petróleo que se destinó a Cuba en el 2002, por 4 millones de dólares”.

El director de Promoción aclara que actualmente Bancomext no participa “absolutamente” en nada. “En estos momentos no tenemos ninguna relación comercial (con Cuba), el año pasado cerramos nuestra Consejería y está muy fría la relación. Después de esta relación política tan deteriorada, lo que nos queda es seguir trabajando en la parte litigiosa”.

La historia del juicio

En mayo de 2002, la administración de Fidel Castro informó a Bancomext que el Consejo de Ministros de Cuba emitió el decreto 273, en el que se dictaminó que quedaban sin vigor y efecto legal las garantías de los créditos otorgados por el banco mexicano.

Como respuesta, Bancomext determinó que los créditos adquirían el carácter de vencimiento por anticipación; al mismo tiempo, demandó ante el Tribunal Arbitral de la Corte Internacional de la Cámara Internacional de Comercio de París, el incumplimiento del crédito, y extendió una orden judicial en la que declaró el embargo precautorio sobre activos propiedad de las empresas Telecomunicaciones de Cuba y Telefónica Antillana, ante las Cortes de Turín y Milán, en Italia.

Pero en noviembre de ese año, las compañías cubanas demandaron a Bancomext ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, a fin de obtener la libertad de los recursos embargados.

Rojas Aburto explica: “en el 2002, cuando se emitió el decreto, iniciamos acciones para buscar asegurar algún recurso en beneficio de Bancomext, y se lograron asegurar 41 millones de euros, que es lo que tenemos hoy en las cuentas bancarias de Italia. A finales de 2002, los cubanos inician una acción en contra de nosotros, un juicio en París, en la Cámara Internacional de Comercio; ellos nos demandan por daños porque les congelamos estos recursos.

“Los recursos se los congelamos a una empresa mixta cuyos dueños son Cuba y una parte italiana; se trata de la empresa telefónica Etecsa. Entonces, Etecsa nos demandó por daños en su operación porque le retuvimos 40 millones de euros. Finalmente, esto se resuelve el año pasado con sentencia favorable para Bancomext. La Cámara Internacional de Comercio declara que Etecsa no tienen ninguna razón para demandarnos, y no sólo eso, sino que nos deben 137 millones de dólares más por daños, además de solicitarle que nos pague, que cumpla con los contratos”, afirma el funcionario.

- ¿En los próximos meses México podrá disponer de esos recursos?

Así es. En lo que respecta a los 41 millones de euros, creo que en un horizonte de no más de 12 meses podremos tener acceso a esos recursos. Ese fue el laudo que dictó la Cámara Internacional, lo que tenemos que hacer nosotros, toda vez que es una Cámara creada por acuerdos internacionales, debemos homologar ese tipo de laudos con las jurisdicciones de los países donde se quiere aplicar, entonces estamos en eso. Ya iniciamos el proceso de homologación en Italia, y ya tenemos el resultado favorable, y estamos exigiendo que se cumplan los contratos a todas las partes involucradas, a la parte italiana, a las telefónicas que operan con Cuba, eso es lo que estamos haciendo por el lado judicial.

Aunque Salvador Rojas Aburto reconoce que la relación bilateral entre México y Cuba se encuentra en una situación política delicada, afirma que “lo que nos queda a nosotros es seguir buscando (recursos), y vamos a tener que abrir otros juicios para buscar más dinero”.

La relación comercial

El 1 de mayo del 2004, en su tradicional discurso por el día internacional del trabajo, el comandante Fidel Castro afirmó que la política exterior de México quedó “reducida a cenizas”. Días antes, el régimen castrista había extraditado al empresario Carlos Ahumada, acusado por la administración del Distrito Federal de un quebranto a las finanzas públicas cercano a los 30 millones de pesos.

El 2 de mayo de ese año, los secretarios de Relaciones Exteriores y Gobernación, Luis Ernesto Derbez y Santiago Creel, respectivamente, anunciaron el rompimiento de las relaciones diplomáticas entre México y Cuba, por lo que exigieron al embajador cubano, Jorge Bolaños, que abandonara el país en un plazo no mayor a 24 horas.

Con el cierre de la Consejería de Comercio, se cancelaron definitivamente las relaciones comerciales entre las dos naciones, afirma el director general adjunto de Promoción de Negocios del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), Salvador Rojas Aburto.

El funcionario explica que “hay empresas privadas (mexicanas) que están trabajando directamente con Cuba, básicamente se trata de proveedores de algún tipo de bienes, no son inversionistas, es algo mínimo. Pero, nosotros (el gobierno federal) no estamos participando absolutamente en nada”.

- ¿Estas decisiones han sido influidas por cuestiones políticas?

No ninguna, es más, es al revés. Lo que tiene a Bancomext en estos aprietos son las decisiones políticas, pero la relación comercial ha sido bastante libre; nosotros actuamos de acuerdo a una estrategia de negociación presionando por la parte judicial y extrajudicial, pero no, nosotros no tenemos ninguna línea; nosotros vamos por nuestros 350 millones de dólares; tenemos que recuperarle al banco ese monto.

 

Esperamos sus comentarios sobre esta investigación:  

Nombre:
E-mail

Comentario:


 

 

 

 

 

 
 

Archivo | Noticias diarias | Publicidad | Directorio | Suscripciones | Contacto

Revista Fortuna. Av. Juárez No. 88, primer piso, despachos 110 y 111 Colonia Centro. Delegación Cuauhtémoc.
México D.F. C.P. 06040 | Tels: 9149-9802, 29 | Tel/Fax: 9149-9822 | Suscripciones: 9149-9802

Diseño web, Weblex, pagina en internet, Diseño de Paginas Web en Mexico. Sitio web

Recomienda