Macroeconomía

Redes del contrabando, de la aduana a las grandes tiendas

Ana Lilia Pérez

En su evolución, el contrabando se ha convertido en una práctica frecuente en la que incurren miles de tiendas de prestigio que triangulan mercancías para evadir pagos arancelarios. El ilícito por el que están sujetas a investigación 3 mil "tiendas de prestigio", es cometido con técnicas cada vez más sofisticadas y difíciles de comprobar legal y judicialmente

 

Los grandes cargamentos de ropa, zapatos, perfumes, electrodomésticos y aparatos electrónicos ocultos en maletas, en cajas de cartón y a bordo de vehículos de doble cajuela que cruzan por ciudades fronterizas o en embarcaciones por puertos como el de Panamá y que terminan en la distribución y venta en mercados de los barrios bravos del Distrito Federal, forman parte de las prácticas cada vez más extintas.

Actualmente, las mercancías de contrabando entran por la puerta grande; pasan aduanas en grandes contenedores y sobre ellas está la mirada de los agentes aduanales; sin embargo, se trata de  embarques ilegales facturados en un país distinto al lugar real de su origen, triangulado con el fin de evadir impuestos, dice José Guzmán Montalvo, titular de la Administración General de Aduanas (AGA).

Es el llamado "contrabando técnico", una práctica en que han incurrido tiendas de prestigio como Liverpool, Wal Mart,  Gigante, Soriana, Prenatal, Andrea, Zara, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Suburbia, Woolworth y Chedraui, entre otras, que venden mercancías importadas sin pagar los respectivos pagos arancelarios, con lo que no solo violan las leyes aduaneras, sino que evaden impuestos, pero sobre todo, fomentan prácticas desleales frente a productores mexicanos y que impactan en el mercado nacional, lo que provoca la quiebra de empresas mexicanas y la consecuente pérdida de empleos.

 

México, el lavadero

En el contrabando técnico, actualmente las mercancías que se introducen son, en orden de impacto: textiles, zapatos, aparatos eléctricos y electrónicos, perfumes, juguetes y hasta alimentos.

El problema del contrabando de mercancías ha crecido a tal magnitud, que José Guzmán Montalvo da un dato revelador: la Administración General de Aduanas tiene abiertas 3 mil investigaciones sobre igual número de empresas por presunto contrabando técnico; de éstas, refiere, la mayoría son las llamadas "tiendas de prestigio".

Sobre las 3 mil indagatorias que la AGA mantiene abiertas, Guzmán Montalvo adelanta que la mayoría son conocidas empresas que triangulan sus mercancías de países asiáticos, principalmente de China a Estados Unidos, en donde se factura, se etiqueta y de allí se traslada a México.

Y es precisamente bajo el amparo del Tratado de Libre Comercio (TLC) con América del Norte, que actualmente el país de donde llega casi todo el contrabando técnico es Estados Unidos, con lo que México se ha convertido en el lavadero de mercancías que cruzan por ese país amparadas en el TLC, sin importar que incurren en un ilícito.

Guzmán Montalvo explica:

"El principal contrabando, y ahora el contrabando técnico que recibimos, viene de Estados Unidos; es el principal lugar, porque nuestro comercio con Estados Unidos es muy fuerte y porque por el TLC, los certificados de origen de Estados Unidos no se tienen que acompañar de pedimentos de importación".

Una de las investigaciones recién concluida por la AGA revela que bajo este modus operandi, Liverpool importó de China motocicletas etiquetadas en Estados Unidos a fin de no pagar aranceles. Comprobado el ilícito, aduanas sancionó a la "prestigiada tienda" con un crédito fiscal de 250 millones de pesos.

El administrador de aduanas comenta otros casos de contrabando técnico actualmente en investigación:

"Llevamos investigaciones sobre empresas textiles importantes, que hemos detectado que las facturas que han presentado este año están alteradas o no son correctas; muchas de estas son mercancías que importan temporalmente. Un caso es Gigante, con la importación de pantalones".

Aunque las indagatorias han tenido avances, parte de la evolución del ilícito, explica el funcionario, es que "cada vez es más difícil de comprobar".

Una vez comprobado el ilícito, otro freno es el respaldo del gobierno de los países de origen de las importadoras y distribuidoras, que "ven como un acoso el que se investigue a sus empresas", indica Guzmán Montalvo.

Paradigma de ello es el llamado "Caso Zara".

 

Contrabandista Inn

En agosto de 2003 la AGA inició investigaciones sobre el grupo textilero Inditex, originario de Galicia, España, uno de los más importantes a nivel mundial.

Establecido en México desde 1992, el grupo Inditex,  propiedad del gallego Amancio Ortega -conocido como el hombre más rico de España-, opera en México las marcas Zara, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius y Oysho.

De la lujosa colonia Polanco a la Zona Rosa, y del corazón del Centro Histórico hasta las zonas turísticas más exclusivas del país, el centenar de tiendas de Inditex, particularmente Zara, inundan el mercado.

A diferencia de España, donde son tiendas populares con precios bajos, en México las tiendas del grupo Inditex están dirigidas a sectores económicos con poder adquisitivo medio y alto.

Según información del grupo textilero, México es el tercer país con mayor número de tiendas de Inditex, que le reportan un volumen de venta de 300 millones de euros, traducido en alrededor del 8 por ciento de sus ventas.

Las investigaciones de la AGA iniciaron cuando se detectó que Inditex usaba a España únicamente como puente para triangular a México sus productos fabricados en China y etiquetados en España como país de origen.

De esta manera, Inditex pagaba un cinco por ciento de aranceles sobre prendas que debían pagar el 355, como corresponde a la cuota de productos chinos, según las cuotas arancelarias fijadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Como medida cautelar, durante algunas semanas la AGA retiró la cuota preferencial a Inditex, beneficio del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea.

Pero la investigación contra el grupo textil significaba la primera indagación aduanal de México contra una empresa europea, en el marco del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea.

Sin embargo,  el estira y afloja entre las autoridades de la AGA e Inditex duró poco tiempo y, oficialmente, la AGA informó que según reportes de la aduana de España, no había irregularidades en las exportaciones de Inditex y la AGA exoneró al grupo textil.

Guzmán Montalvo revela que la exoneración se dio no porque las indagatorias fueran erróneas, sino por presiones del gobierno de España en defensa de Inditex.

"Hay algo que tiene que entender la gente, que los países protegen a sus productores, los países no quieren intercambiar información con otros países que dañen a su producción nacional o a sus industriales, y a España le interesaba que exporten las mercancías de sus industriales".

Es la protección gubernamental, indica el funcionario, el principal freno a las investigaciones de aduanas para comprobar el contrabando técnico.

"Los países protegen mucho a sus exportadores, y pongo otro ejemplo: Estados Unidos, país que no tiene como prioridad los asuntos comerciales, para ellos su prioridad es el terrorismo, el narcotráfico, el tráfico de personas y su aduana tiene poca información sobre fraudes comerciales, porque no es su prioridad".

 

Las limitaciones de  Aduanas

De la Mesa de Otay, en Tijuana, Baja California, al Puente Fronterizo Suchiate, en Chiapas. Apostados en las principales aduanas a través de las cuales fluyen las principales importaciones, once peritos especialistas en contrabando técnico de calzado revisan que los zapatos, tenis, sandalias, botas y todos los productos de este sector provengan del lugar de origen que ostentan en los documentos de importación.

Sin embargo, el número de expertos no es suficiente para un país con 48 aduanas y dos extensas fronteras terrestres y otras tantas marítimas. Pero además, son los mismos peritos quienes se encargan de revisar y ubicar evidencias sobre el posible contrabando técnico de textiles, porque la AGA no cuenta con especialistas en este sector.

A pesar de los raquíticos avances, como es la labor  de estos once peritos en las aduanas, José Guzmán Montalvo dice que la presencia de los expertos ha obligado a los contrabandistas a perfeccionar sus técnicas, hasta volverse cada vez "más especialistas".

Aunque más del 70 por ciento de las importaciones de México proceden de Estados Unidos, pero también el mayor volumen de mercancías, producto del contrabando técnico, las aduanas mexicanas ni siquiera cuentan con información fidedigna sobre las exportaciones de Estados Unidos, pues los contrapartes de la Secretaría de Hacienda en ese país le envían información a cuenta gotas a través del Buró de Censos de Estados Unidos y no por la aduana estadounidense.

Esta triangulación obedece a la reticencia de las autoridades del vecino país para enviar información a México sobre sus exportadores, "porque para ellos no es prioridad, pero tienen confidencialidad sobre la información", dice entre justificación y queja Guzmán Montalvo.

En el eterno juego del gato y el ratón, los contrabandistas van siempre un paso adelante de las autoridades. Mientras la AGA inicia una investigación contra alguna empresa o importadora por presunto contrabando técnico y  envía a un grupo de agentes a los países "de origen", frecuentemente sucede que se encuentran con direcciones falsas o edificios vacíos.

El año pasado las indagatorias se concentraron en Hong Kong, pero cuando el personal de Aduanas acudía a verificar, no encontraba nada. De la noche a la mañana las supuestas importaciones se trasladaron a Malasia.

Es mediante este procedimiento que, en los últimos cinco años, México se ha convertido en lavadero de mercancías producto del contrabando técnico, ideal por la falta de vigilancia que hay sobre los grandes importadores.

Guzmán Montalvo justifica:

"Yo no puedo iniciar un procedimiento administrativo ni iniciar un procedimiento judicial en contra de un importador si no puedo demostrar que el certificado es falso o está alterado, y para demostrarlo necesariamente tengo que ir al país de origen".

En este proceso entra otra grave restricción, aunque los tratados de libre comercio son internacionales, "las autoridades mexicanas no son autoridades en el exterior y dependemos de los cónsules a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con todas sus limitantes", porque un cónsul solamente puede actuar cuando hay disposición de la parte exportadora.

"El cónsul no tiene facultad ni siquiera para hacer una visita domiciliaria,  ni auditar al exportador", precisa Guzmán Montalvo.

 

Contrabando a la vanguardia

Además de la triangulación de mercancías, los peritos han descubierto otra nueva modalidad de los contrabandistas que operan en México. Se trata de la creación de las llamadas empresas "portafolios", registradas ante los padrones de importadores pero que, en realidad, son empresas que no tienen una infraestructura física y que sirven de prestanombres a otras importadoras.

José Guzmán Montalvo explica:

"Prácticamente son oficinas de pantalla, y eso complica las investigaciones, porque la gente va aprendiendo, es un jueguito, un jueguito técnico y jurídico que no necesariamente implica corrupción en aduanas, que pasen la tarjeta y no la vemos, sino que pasa la aduana cumpliendo con todo, pero desafortunadamente ese todo no es correcto, tiene alteraciones a veces imposibles de detectar".

 

Enemigo en casa

Aunado a las complicaciones legales del gobierno mexicano para fincar responsabilidades penales a las empresas contrabandistas, están las irregularidades de funcionarios asignados a las aduanas mexicanas.

En menos de cuatro años, la Administración  General de Aduanas ha sancionado o despedido a 2 mil 551 servidores públicos adscritos a esta área de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por incurrir en prácticas ligadas al contrabando y al contrabando técnico de mercancías.

De igual manera, indican datos revelados por el titular de esta dirección, 332 empleados fueron reubicados.

Adicionalmente, entre las medidas preventivas el año pasado se rotó también al personal de la Unidad de Apoyo para la Inspección Fiscal y Aduanera. Los cambios se efectuaron en dos etapas: de abril a mayo 885 inspectores en 37 aduanas, y en el mes de junio a 158 inspectores de las 11 aduanas restantes.

 

Contrabando: problema de seguridad nacional

Integrante de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, la senadora Dulce María Sauri Riancho considera que, por los montos económicos que maneja y por el tamaño de redes con las que opera, el contrabando se ha convertido en un problema de seguridad nacional similar al narcotráfico. A pesar de la magnitud del problema, dice, la administración foxista, con Francisco Gil Díaz al frente de Hacienda, poco ha hecho por combatirlo.

Especialmente esta administración -considera- está llena de claroscuros en  el combate al contrabando.

"Los claros son aquellos procedimientos que han sido revisados para mejorar el combate al contrabando documentado, porque aquel contrabando hormiga que conocíamos es cada vez menor. Los oscuros son los mecanismos de la ley que, por su carácter tan complicado y por ser insuficientemente aplicados o mal aplicados, propician la entrada indiscriminada de productos".

Luego están los amparos que obtienen los contrabandistas de mercancías; la senadora refiere que a través del otorgamiento de amparos concedidos a las empresas para la importación de productos, son las propias autoridades aduaneras las que fomentan el contrabando técnico.

"Violando no solo las leyes nacionales, sino los acuerdos internacionales, simplemente con un amparo, por el que se paga una fianza ridícula, la carga se interna en territorio nacional, se vende y luego cuando se resuelve el amparo ya no existe ni la carga ni la supuesta importadora".

En septiembre pasado, la senadora priísta presentó un punto de acuerdo en  el que urge modificar la Ley Aduanera, en una iniciativa que provenga del Ejecutivo Federal, previo acuerdo con los usuarios de la propia ley, es decir, con los importadores y exportadores que operan en México.

Dicha ley, evalúa Sauri Riancho, "tiene que ser una ley moderna que, por una parte, evite la competencia desleal que se da a través de etapas de contrabando técnico para que, al mismo tiempo, propicie un comercio ágil en el país".

La senadora considera que para combatir el contrabando se debe de hacer de manera integral que consista en el decomiso de mercancías, la detención y el procesamiento de los contrabandistas, además de la desarticulación de las redes de operación.

 

Cifras borrascosas de la OMC


 Alentadoras cifras de la Organización Mundial de Comercio (OMC) indican que el año pasado se registró el nivel más alto de exportaciones en los últimos 25 años, con mercancías por 8 mil 880 billones de dólares tan solo en el 2004. El dinamismo en las exportaciones, dice el informe de la OMC, estimuló las importaciones mundiales por 9 mil 215 billones de dólares en el mismo periodo.

Las estelares cifras no representan para los productores mexicanos un indicador real del desarrollo de sus sectores, ya que cada día, en gran medida por el contrabando técnico, las importaciones van desplazando además de a las exportaciones, el consumo nacional, lo que deja a los productores mexicanos sin posibilidad de competir contra las grandes empresas que ofrecen productos a costos mucho menores.

 

 

El "cáncer" del sector textil

El sector textil es el que ha registrado el mayor impacto en el contrabando técnico. El crecimiento de contrabando y la reducción de exportaciones impacta negativamente a este sector, que representa el 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero.

Datos proporcionados por la Administración General de Aduanas revelan que, en lo que va de la actual administración, se han presentado ante instancias judiciales 76 expedientes sobre contrabando técnico de textiles, por 13 mil 904 millones, en los que se encuentran involucradas 290 personas, de las cuales 96 son agentes aduanales, 51 representantes aduanales, 14 verificadores, 102 accionistas o personas relacionadas con el contribuyente, cuatro visitadores, dos estibadores y 21 personas con actividades "no especificadas".

Cifras de las cámaras nacionales de las industrias Textil y del Vestido indican que en el mercado nacional, de los 16 millones de dólares que se comercian anualmente en este sector, más de 10 millones son producto del contrabando técnico.

El empresario Antonio Kuri, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, señala que el impacto frente al incremento del contrabando técnico en este sector ha provocado una caída del 50 por ciento de las ventas de la producción nacional. En tanto, dice, en los últimos cuatro años, 2 mil empresas han quebrado y se han perdido alrededor de 400 mil empleos, aunados a los que no se han generado.

"Esto es un cáncer", califica el empresario.


 En crisis la industria del calzado


El segundo sector de impacto por el contrabando técnico es el calzado, que según cifras del INEGI genera una producción de 38 mil 580 millones de pesos anuales, que representa el 0.22 por ciento del PIB.

Sin embargo en un país con tradición zapatera, actualmente las pequeñas y medianas empresas del ramo agonizan. Esta industria no sólo se encuentra estancada sino que va en picada.

Entre un par de zapatos mexicanos de 400 pesos y unos chinos o brasileños por la mitad, el consumidor no tiene mucho que pensar. El dilema se resuelve en base a la precaria economía.

2003 se recuerda como el peor año para este sector a causa del contrabando técnico. Oficialmente, según la AGA, durante el 2003 las importaciones documentadas de calzado superaron los 34 millones 500 mil pares.

De los cuales, estiman empresarios, más del 50 por ciento era producto de contrabando técnico.

El efecto se vio reflejado ese mismo año, cuando según datos del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) quebró la mitad de las micro y pequeñas empresas, en tanto que las grandes empresas presentaron una contracción del 20 por ciento de su capacidad.

Santiago Pazos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Calzado, dice que actualmente dos terceras partes del calzado que ingresa a México a través de las 46 aduanas, es producto del contrabando técnico.

Por este mismo fenómeno delincuencial en que incurren las grandes distribuidoras que vende zapato sin pagar las respectivas cuotas arancelarías, estima el empresario, la industria se ha contraído en más del 25 por ciento en lo que va de la presente administración.

Y es que de los 10 millones de pares que se importaban en el año 2000, ahora las importaciones ascienden a casi 39 millones de pares. "Y dos terceras partes de ellos son triangulados".

Para un combate real del contrabando técnico, dice el empresario, las autoridades hacendarias deben tener mayor control y vigilancia sobre los grandes importadores.

"Las grandes departamentales como Wal Mart y Gigante, todos ellos, por el número de importaciones que hace a México tienen cierta inmunidad, en el sentido de que ellos tienen semáforo verde, la ley los ampara pero suena incongruente e irónico las revisiones que se hacen con los pequeños importadores y que a los grandes importadores no se les revise".

El empresario considera que con estas omisiones, pareciera que las autoridades están haciendo el juego a los contrabandistas", mientras se desprotege a los productores nacionales.

"La propia ley nos está jugando chueco, porque hay mucha presión, pero a los grandes (importadores) pasan sus productos, no los revisan  y podemos pensar infinidad de cosas, estamos viendo una gran discriminación".

En ello coincide la senadora Sauri Riancho, de la Comisión de Hacienda del Senado de la República, quien reclama que la AGA si bien ha hecho pequeños decomisos, producto de contrabando técnico, no se conoce, hasta ahora, ningún contrabandista".

Así, el contrabando técnico en nuestro país se perfecciona, se vuelve cada día más sofisticado y en él incurren prestigiadas empresas que operan en México y que violan las leyes aduaneras vigentes con el respaldo y la defensa del gobierno de sus países de origen y por la complicidad e incapacidad de las autoridades hacendarias mexicanas

 

 

Pieza clave del contrabando técnico son los agentes aduanales.

Actualmente para cualquier importación o exportación de mercancía en México, se requiere de la intervención de un agente aduanal. En México hay aproximadamente mil agentes aduanales que operan las importaciones y exportaciones en las 47 aduanas. El agente aduanal formula una declaración fiscal denominada pedimento de importación (o Exportación). En dicho documento, el agente aduanal declara el origen de la mercancía así como los impuestos que el importador o exportador sobre ella debe pagar por concepto de pagos arancelarios. El agente aduanal también lleva la mercancía a la aduana y la somete, si el semáforo lo indica, a la revisión necesaria.

Del año 2002 a la fecha, según información de la AGA, 96 agentes aduanales han sido denunciados penalmente por incurrir en prácticas de contrabando técnico y corrupción.

Uno de estos casos es el del agente aduanal Alejandro Vargas Alegría, acusado de evadir el pago de impuestos y de cuotas compensatorias de importación por 23 mil 606 mil pesos.

En abril de 2004, este agente aduanal fue detenido en Nuevo Laredo, acusado de evadir el pago de impuestos y de cuotas compensatorias de importación por  más de 23 millones de pesos, amparando la importación de telas en un falso programa de maquila. Vargas Alegría tenía más de 16 años de ejercer la patente de agente aduanal.

Según Hacienda, la importación ilegal de mercancías al amparo de falsos programas de maquila es una de las formas más recurrentes del contrabando técnico, ilícito que la Secretaría de Hacienda evalúa: "perjudica severamente a la industria nacional así como a las auténticas empresas maquiladoras y se traduce en pérdida de empleos y en severos daños al erario".

Las penas a las que se puede hacer acreedor Vargas Alegría, quien obtuvo su patente como agente aduanal el 2 de septiembre de 1987, van de tres a nueve años de cárcel, de acuerdo con la fracción II del artículo 104 del Código Fiscal de la Federación. Adicionalmente, esta pena podría aumentar de tres meses a tres años más si el juez califica el delito en los términos del artículo 107 del mismo Código Fiscal.

Los agentes aduanales tienen la obligación de cumplir con la Ley Aduanera y su reglamento, con la Ley de Comercio Exterior y su reglamento, con el Manual de Operaciones Aduaneras, así como con todas las resoluciones misceláneas en materia de comercio exterior.

Además, en todas las operaciones de importación que se hagan por su intermedio el agente aduanal debe asentar en los pedimentos su firma electrónica (número confidencial de identificación personal) que establece el vínculo entre la mercancía importada y el propio agente aduanal que tramitó su internación al país.

La investigación contra el agente aduanal inicio el 23 de agosto de 2001 con una visita a un establecimiento mercantil dentro de los programas permanentes de la Administración General de Aduanas. El poseedor de la mercancía no pudo acreditar la estancia legal de la misma en el país y se inició entonces el Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera (PAMA) correspondiente.

A partir de ahí, la Administración General de Aduanas cumplió las siguientes etapas: investigación, formulación de querella y declaratoria de perjuicio, integración de la averiguación previa ante la Procuraduría General de la República (PGR), consignación y libramiento de la orden de aprehensión.

La mercancía, de acuerdo con lo que indica la ley, fue embargada dentro del PAMA.

Las instancias ante las cuales pueden denunciarse contrabandos o sospechas de contrabando son la Administración General de Aduanas -particularmente la Administración Central de Investigación Aduanera, Central de Fiscalización Aduanera y Central de Despacho Aduanero-, así como ante la Administración General Jurídica y la Administración General de Evaluación.

Estos ilícitos también pueden denunciarse ante la PGR y ante la Procuraduría Fiscal de la Federación.

 

Esperamos sus comentarios sobre esta investigación:  

Nombre:
E-mail

Comentario:


 

 

 

 

 

 
 

Archivo | Noticias diarias | Publicidad | Directorio | Suscripciones | Contacto

Revista Fortuna. Av. Juárez No. 88, primer piso, despachos 110 y 111 Colonia Centro. Delegación Cuauhtémoc.
México D.F. C.P. 06040 | Tels: 9149-9802, 29 | Tel/Fax: 9149-9822 | Suscripciones: 9149-9802

Diseño web, Weblex, pagina en internet, Diseño de Paginas Web en Mexico. Sitio web

Recomienda