En la actualidad los empleados mexicanos no sólo buscan un aumento salarial, sus necesidades van cambiando y, en la media que maduran, valoran más beneficios como: check-up ejecutivo; comedor con precios preferenciales, inscripción a clubes deportivos, capacitación, automóvil y premios o bonos por objetivos cumplidos, revela la Encuesta de Salud 2017 que realiza Aon.

Desde hace seis años, Aon, proveedor líder mundial en gestión de riesgos, corretaje de seguros, reaseguro, fianzas y soluciones de capital humano, interesado en la salud de los empleados, ha realizado de manera ininterrumpida esta encuesta que esta vez fue aplicada a más de 500 empresas en México.

El estudio encontró que los colaboradores menores de 30 años prefieren liquidez económica, en cambio 79 por ciento de los empleados de entre 31 a 40 años, se preocupan más por su salud, su familia y por su estabilidad económica y laboral.

A diferencia de los anteriores, los colaboradores mayores a 41 años piensan en el retiro y prefieren un seguro de gastos médicos mayores con coberturas más amplias, seguros de vida con mayores sumas, planes de pensiones y revisiones médicas periódicas para detección oportuna de enfermedades graves.

“Anteriormente las prestaciones se basaban principalmente en fluidez económica, pero con la madurez que han logrado las empresas, actualmente se han enfocado en cubrir otras esferas básicas del empleado. Lo cierto es que no todas las empresas pueden brindar estos beneficios, hay algunas que sólo otorgan las que menciona la ley, sin embargo, las organizaciones deben madurar sus paquetes de beneficios a los empleados y candidatos para atraer al mejor talento, tener colaboradores sanos y felices, y cumplir con las metas económicas de la empresa”, afirmó Mónica Ham, Directora adjunta del área de Siniestros y Beneficios para Empleados en Aon.

Actualmente las empresas en México están optando por promover el autocuidado de la salud y empoderar a los colaboradores para que participen activamente en un cambio cultural, enfocado tanto en la prevención de accidentes y enfermedades como en tener una mejor calidad de vida.

Los programas implementados en las empresas en México con mayor demanda son: 89 por ciento son programas de nutrición, 85 por ciento actividades físicas; 63 por ciento los relacionados con enfermedades laborales y tan sólo 15 por ciento de las organizaciones implementan acciones para mejorar la calidad del sueño.

Estos programas se ven reflejados en un mejor clima laboral, mayor productividad, disminución del ausentismo y menor rotación de personal.

En los últimos dos años no ha sido suficiente llevar a cabo acciones dirigidas a los empleados; en realidad, las organizaciones ¿alguna vez se detuvieron a analizar si realmente los empleados necesitan algo más importante o verdaderamente quieren esas acciones implementadas en las empresas?

Respecto a la alternancia laboral en las empresas, observamos un aumento de dos puntos porcentuales respecto al 2016; dicho comportamiento se debe a factores diferentes a la falta de buena salud, como el que los colaboradores jóvenes ingresan a empresas solicitando crecimiento a corto plazo, sueldos elevados y el apoyo de tecnología de punta; beneficios que las organizaciones no tienen contemplados de manera inmediata, por lo tanto deben realizar acciones improvisadas para tratar de retenerlos.

Actualmente, 80 por ciento de las empresas cuentan con políticas de equidad de género. La diversificación de tareas y el empoderamiento de la mujer en diversos ámbitos han generado que tanto la sociedad como las empresas tengan un mayor compromiso con la equidad de género. La igualdad de sueldos, condiciones de trabajo y consideraciones para integrar a las mujeres en la vida laboral han tenido gran aceptación y permiten que puedan realizarse personal y profesionalmente.

Otro de los indicadores importantes a destacar es que al mejorar la calidad de vida los empleados y sus familias mediante los programas integrales es una de las mejores inversiones que puede realizar una organización; los empleados sanos, atesoran y se comprometen más con su trabajo.

De acuerdo con los resultados, 48 por ciento de las empresas encuestadas realizan por lo menos dos acciones enfocadas en salud, mientras que 5 por ciento realizan programas que contienen cuatro actividades de salud al año; 31 por ciento reportó mejoras en el clima laboral, 25 por ciento  reportó disminución de rotación y 14 por ciento reportó una disminución de ausentismo.

“Hemos podido observar cómo las empresas han pasado de realizar sólo una plática de un tema de salud, a llevar a cabo circuitos de prevención, ferias de salud, torneos deportivos, carreras, talleres de control de estrés y manejo de las emociones, sin embargo, el punto medular que aún falta es medir el impacto de esas acciones y comunicar los resultados a los empleados para generar conciencia sobre lo que las organizaciones hacen por su bienestar”, comentó Nilda Cabra Lagunes, Directora del área técnica de Beneficios para Empleados en Aon.

Hoy los resultados reflejan que acciones como relajar el código de vestimenta, flexibilidad de horarios y tener una mayor apertura para que sus colaboradores trabajen en casa, han sido benéficas para ambos, pues mejoran el clima laboral, reducen el estrés haciendo a la organización más atractiva para retener y atraer nuevo talento. Sin embargo, tan sólo 32% sí han realizado adecuaciones para el personal con discapacidad; 43% sí incluye el home office como beneficio para sus empleados; pero en cuanto a apoyo con transporte e incentivos 74 por ciento y 75 por ciento respectivamente, actualmente no lo incluyen como beneficio complementario.

En México se ha observado una evolución favorable en la prestación de beneficios a los trabajadores, buscando satisfacer sus necesidades y proporcionando una seguridad para el futuro. La prestación de estos beneficios se basa en dos aspectos básicos:

  1. Otorgar las prestaciones conforme a lo establecido en la norma constitucional, es decir, las que marca la ley (jornada de trabajo, descansos, vacaciones, prima vacacional, aguinaldo).
  2. Las prestaciones según el acuerdo al que lleguen patrón y trabajador en los contratos colectivos e individuales, es decir, las prestaciones superiores a la ley.

Con el entorno de salud en constante cambio y los problemas críticos en administración de la salud, las empresas necesitan un mejor análisis y mejores métricas para construir una estrategia que conduzca a resultados reales.

“En Aon, contamos con más de 10 años de experiencia y conocimiento de las tendencias de salud en el diseño de planes integrales, evaluamos las necesidades de cada cliente, estructuramos un programa integral para maximizar el beneficio que se brinda a los colaboradores y medimos los resultados para dar continuidad y mejoras a cada programa”, finalizó Rogelio Altamira Del Valle, Director Comercial de Aon México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here