Mexicanos Contra la Corrupción detalla los contratos y los viajes por España

Una investigación periodística de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) detalla la forma en que Enrique Ochoa Reza, entonces director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en los años 2015 a 2016 aceptó favores en desapego a la legalidad de una empresa que resultó beneficiada por contratos de la paraestatal, es el caso de la española Iberdrola.

El trabajo realizado por Dulce Ramos y Thelma Gómez es el siguente.

La baja en los precios de los energéticos o los llamados a la austeridad por parte del gobierno federal fueron insuficientes para impedir que el entonces director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, tomara decisiones que implicaron el gasto de por lo menos 24.47 millones de pesos, provenientes de fondos públicos, para que la empresa productiva del Estado perteneciera al Foro Económico Mundial y tuviese presencia en las reuniones de Davos, Suiza, de 2015 a 2018.

Además, en esos viajes, Ochoa Reza utilizó una aeronave y automóviles de Iberdrola, empresa española que ha recibido contratos de la CFE, por lo menos, desde 2003.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) obtuvo los dos contratos que la CFE firmó con el Foro Económico Mundial.

En 2015, el funcionario contrató una membresía que costó 250 mil francos suizos (3.71 millones de pesos al tipo de cambio de esa fecha); ese contrato daba a la empresa el derecho de enviar a dos personas a la reunión de Davos, previo pago de otros 27 mil francos por cada una (399 mil 877 pesos). Tan sólo esos gastos suman 4.1 millones de pesos.

Durante 2015 y 2016, antes de llegar a Davos, Ochoa Reza realizó una escala en Madrid, España. Ahí visitó las instalaciones de empresas que han invertido en México, entre ellas Iberdrola. En 2015, para el trayecto Madrid-Zurich-Davos, el entonces director de la CFE utilizó un avión y una camioneta que dispuso Iberdrola. En 2016, año en que viajó con su esposa, el funcionario tomó un vuelo comercial de Madrid a Zurich, pero el trayecto Zurich-Davos lo recorrió en un vehículo facilitado por la empresa española.

Cuando se buscó a Ochoa Reza para abordar esos gastos, el ahora presidente nacional del PRI, aseguró que, tanto en 2015 como en 2016, él y empresarios de otros países usaron los medios de transporte de la empresa española porque “Iberdrola era la líder, porque ellos encabezaban el Foro Económico Mundial en el capítulo de energía”.

Al viajar en un avión y vehículos pertenecientes a la empresa española Iberdrola, como lo hizo tanto en 2015 como en 2016, el exdirector de la CFE ignoró la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos.

En su artículo octavo, fracción XII, dicha ley señala que durante el ejercicio de sus funciones, los servidores públicos deben abstenerse de solicitar, aceptar o recibir, entre otras cosas, “servicios” que “procedan de cualquier persona física o moral cuyas actividades profesionales, comerciales o industriales se encuentren directamente vinculadas, reguladas o supervisadas por el servidor público de que se trate en el desempeño de su empleo, cargo o comisión y que implique intereses en conflicto”.

Aventón” de una gran contratista

Iberdrola tiene presencia en el país desde finales de la década de los noventa. Algunas de sus filiales en México han obtenido, por lo menos, 14 contratos de la CFE desde 2003 por un monto de mil 936 millones de pesos, de acuerdo con información disponible en Compranet.

Ochoa Reza asegura que abordó en Madrid el avión que Iberdrola fletó a Zurich en enero de 2015. En la aeronave también viajaron funcionarios de Iberdrola y otros líderes de la industria. MCCI contactó a Iberdrola para corroborar esa información, sin que se tuviera respuesta hasta el cierre de esta edición.

Ocho meses después de ese vuelo, el 22 de septiembre de 2015, la CFE dio a conocer el fallo para adjudicar un proyecto de generación de energía en México a 25 años: la central de ciclo combinado de Noreste. La ganadora de ese contrato fue Iberdrola.

La empresa es la encargada de la construcción, operación y mantenimiento de esta planta en Nuevo León. Para ello, informó la CFE en ese entonces, la española invertiría 374 millones de dólares. Las operaciones de la planta empezarán en 2018 y será a partir de esa fecha que Iberdrola venda energía a la CFE mediante un contrato de 25 años.

2016, el año del dispendio

No conforme con la membresía que la CFE ya había adquirido para pertenecer al Foro Económico Mundial, a finales de 2015, Ochoa Reza, gastó aún más para aumentar los beneficios de la Comisión en la reunión de Davos.

A pesar de que Hacienda solicitó un recorte de 19 mil millones de pesos en la CFE, en diciembre de 2015, Ochoa Reza firmó un nuevo contrato de 450 mil francos anuales, válido hasta 2018, y que permite aumentar a tres personas la delegación de la Comisión en Davos, siempre y cuando se paguen 27 mil francos por asistente.

Es decir que, sin importar los llamados del gobierno federal a “apretarse el cinturón”, Ochoa Reza tomó la decisión de contratar una membresía 80% más cara que la anterior.

“El costo de la membresía, contrastado con los miles de millones de dólares que puede uno ahorrar en un sector, es un contraste a favor de la participación plena y amplia de México en los foros importantes del mundo”, justificó el exdirector de la CFE en una entrevista telefónica sostenida el pasado viernes.

Debido a que la nueva membresía se compró cuando la anterior aún estaba vigente, el Foro Económico Mundial hizo un ligero descuento en el primero de los tres pagos anuales. Por ello ?la Comisión pagó 429 mil 167 francos (7.4 millones de pesos al tipo de cambio de entonces) y no los 450 mil que estipula el documento. Lo?anterior, de acuerdo con información entregada por?la oficina de Comunicación Social de la CFE.

Así que para la reunión en Davos, Suiza, en enero de 2016, a Ochoa Reza lo acompañaron nuevamente Guillermo Turrent Schnaas, entonces director de Modernización, y la titular de la Unidad de Promoción de Inversiones, Katya Somohano. Al igual que en 2015, los funcionarios de la CFE visitaron España antes de arribar a Davos.

Para el viaje de 2016, tan sólo en el pago de la membresía y las tres entradas al Foro, el gasto ascendió a 8.87 millones de pesos. A eso hay que sumar los 252 mil 936 pesos gastados en aviones y los 176 mil pesos por hospedaje y alimentación de acuerdo con las facturas entregadas por la CFE, como respuesta a una solicitud de información.

Ese año, Ochoa Reza viajó a Suiza acompañado de su esposa, Greta Rojas. El exdirector aseguró que los líderes de la industria acuden al Foro con sus esposas. “Yo pagué o pagamos como familia los gastos de mi esposa y lo hicimos del conocimiento público a través de los medios de comunicación y de la publicación en Twitter”, añadió.

Nuevamente Iberdrola

El entonces director de la CFE aseguró que en 2016 el trayecto Madrid-Zurich lo hizo en un vuelo comercial, como consta en documentos obtenidos por MCCI, mientras que el trayecto por carretera de Zurich a Davos lo llevó a cabo nuevamente en una vagoneta de Iberdrola.

“En las dos ocasiones que acudí a Davos me trasladé con el grupo de gobernadores (como llaman en el evento a los líderes de la industria) y con otros directivos de otras empresas del mundo”, dijo Ochoa sobre ese trayecto por carretera.

Ocho días antes de que el entonces director de la Comisión viajara en ese vehículo de la empresa española, el 11 de enero de 2016, Iberdrola Generación España, S.A. obtuvo un contrato por 438 millones 552 mil 820 pesos con la Gerencia Regional de Producción Occidente de la CFE, para abastecimiento de gas natural, de acuerdo con el Portal de Transparencia de la propia institución.

Además, en abril de 2016, Iberdrola Generación México se adjudicó la segunda licitación para la construcción y operación de la termoeléctrica de ciclo combinado Topolobampo II, en Sinaloa.

Y aunque Ochoa Reza viajó en un vehículo de Iberdrola, la CFE gastó 131 mil 112 pesos para rentar cuatro automóviles con chofer, de acuerdo con las facturas entregadas como respuesta a una solicitud de información. Los primeros dos autos se alquilaron para realizar el trayecto de Zurich a Davos, el 19 de enero de 2016. Y los otros dos para el regreso de Davos a Zurich, el 23 de enero de 2016.

El gasto por el alquiler de los vehículos, facturado a nombre del entonces director de modernización de la CFE Turrent Schnaas, se hizo pese a que hay un tren en el aeropuerto de Zurich que viaja a la sede del Foro. En las facturas no se especifica cuáles funcionarios de la CFE viajaron en estos automóviles.

Si Ochoa viajó a Davos en la vagoneta de Iberdrola, las facturas implicarían que tanto Somohano como Turrent tuvieron dos vehículos con chofer a su disposición que costaron más de 130 mil pesos. Si los tres funcionarios hubiesen viajado en tren, en primera clase, el gasto hubiera sido de 28 mil pesos (mil 620 francos suizos), de acuerdo con los precios consultados en la página del servicio de trenes suizos. Hasta el cierre de la edición, CFE no aclaró quiénes viajaron en esos vehículos.

Al preguntarle a Ochoa Reza sobre las facturas de esos autos, respondió: “La verdad es que no recuerdo que haya sido así, pero le toca aclarar a la Comisión Federal de Electricidad. Le insisto: no sé porque yo hice el traslado en el vehículo con otros gobernadores, otros líderes de la industria (…) no conozco el detalle de los autos que la CFE haya rentado, pero honestamente le digo que, contrastar lo que significa el foro con la renta de un vehículo para un traslado, no es el comparativo central desde mi punto de vista”.

El viaje por cinco días al Foro Económico Mundial de 2016 costó a la CFE 9.43 millones de pesos; lo que significa que cada funcionario, por cada día que estuvo en Davos, gastó 629 mil 089 pesos del erario. Entre un año y otro, la erogación por persona aumentó 30 por ciento.

Para la cumbre de Davos que se celebró del 17 al 20 de enero de 2017, el franco suizo llegó a los 21.47 pesos, por lo que tan sólo en la membresía y en las entradas CFE gastó 8% más en comparación con todo lo que los funcionarios reportaron por el viaje del año anterior.

El gasto hecho en diciembre de 2015 para aumentar a tres el número de representantes que podía llevar la Comisión al Foro, se pasó por alto en 2017. Este año, sólo viajaron dos funcionarios: el director de operaciones, Francisco de la Parra, y el director de Proyectos de Inversión Financiada, Jorge Araujo. El actual director general de la CFE, Francisco Hernández Martínez, no estuvo presente, como recomienda el contrato.

MCCI solicitó los gastos en viáticos y transportación para el viaje de 2017, pero al cierre de este reportaje aún corría el plazo legal para recibir la respuesta de la CFE.

Reforma energética, la justificación

En los informes que Ochoa Reza y Turrent Schnaas entregaron sobre su estancia en Davos, Suiza, en 2015 —los cuales son idénticos—, los funcionarios señalan que aprovecharon su participación en el Foro Económico Mundial para promover la Reforma Energética y destacar “la baja de la tarifa eléctrica doméstica en México”.

En 2016, Ochoa Reza fungió como copresidente de la reunión del Consejo de Negocios para América Latina –un encuentro con políticos y directores de negocios en la que se abordaron temas de desarrollo económico y social de la región– y revisó, junto con expertos internacionales, el documento Taking Mexico to Full Potential, que aborda el proceso de la Reforma Energética.

“Renovar la membresía de la Comisión Federal de Electricidad hace todo el sentido para que, de manera responsable, México tenga la oportunidad de intercambiar información, de presentar los avances y oportunidades de la reforma energética y de recibir en consecuencia la participación directa de las empresas líderes en el mundo”, justificó Ochoa Reza en entrevista.

Para 2018, la CFE tiene comprometido un nuevo pago de 450 mil francos y, nuevamente, deberá cubrir 27 mil francos más por cada entrada individual al foro. Ochoa Reza justificó nuevamente la decisión:

“Si asiste un funcionario, solamente puede atender a un número de reuniones. Si asisten dos, eso multiplica la posibilidad de tener asistencia a foros y a reuniones bilaterales; pero si vamos tres, eso permite triplicar la posibilidad de acudir a esos foros, de tener reuniones privadas, de explicar, difundir y tener contacto con las principales empresas de energía del mundo”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here