En 2017, la operación de Proméxico será muy especial no sólo pondrá a prueba la habilidad de su equipo para abrir más mercados sino que deberá acelerar la efectividad de sus decisiones para lograr cambios en materia de política pública que beneficien la exportación y presencia de compañías mexicanas en otras regiones económicas.

Este año, además, Proméxico cumple una década de operación de promover empresas y productos mexicanos. La estrategia general de la agencia que encabeza Paulo Carreño busca incrementar la Inversión Extranjera Directa (IED) pero diversificando la participación de otros países diferentes a Estados Unidos y Canadá.

Ahora, la IED proveniente de EU sólo representa el 38% respecto al 50% que se registraba hace cuatros años. Lo interesante de estos números es que no disminuyó el capital de compañías estadounidenses hasta el cierre de 2016 sino que aumentó a participación de otros países interesados en la economía mexicana.

En Proméxico no están preocupados sino ocupados por las políticas que impulsa Trump. La estrategia no es olvidarse de Estados Unidos sino ampliar los logros. En fechas recientes, alcaldes de estados como San Diego, California, Wisconsin, sostuvieron reuniones con funcionarios de Proméxico para consolidar los acuerdos ya firmados para incrementar las relaciones bilaterales de negocios.

Productos triunfadores

En Proméxico, dice su director general Paulo Carreño, los productos agropecuarios encabezan la lista de exportaciones que están siendo demandados por consumidores de otros países como África y Asia. Hace diez años, simplemente, las frutas y hortalizas mexicanas no tenían cabida en mercados de exportación. La industria automotriz y el sector textil así como el de aparatos y dispositivos médicos son de las áreas con mayores expectativas de crecimiento.

Industrias creativas es otra de las actividades en donde se demandan productos y profesionistas mexicanos.

Respecto a las oficinas de Proméxico, Carreño se encuentra en una etapa de evaluación de las 48 oficinas comerciales, de las cuales 36 operan en Norteamérica. El objetivo, evidentemente, es diversificar la presencia de estos burós estratégicos de contacto en regiones asiáticas, en Medio Oriente, África y Europa.

Y precisamente respecto a Europa Occidental – aún con los efectos de la gran recesión – su emergente recuperación y crecimiento ya está concentrando la atención de los expertos de Proméxico.
En España, en cuatro semanas se realizará el foro México- España con el objetivo de promover más relaciones, inversiones y generación de empleos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here