La empresa Axis Capital que encabeza Gonzalo Gil enfrenta un problema de flujo y liquidez. La financiera que surgió en 2014 con la promesa de acelerar el pago de los proveedores de Pemex a través de los recursos que obtuvo mediante el mercado de valores, informó a los inversionistas que su compañía Integradora de Servicios Petroleros Oro Negro, S.A.P.I de C.V. decidió solicitar el concurso mercantil para las operaciones y actividades de su filial Perforadora Oro Negro.

A través del concurso mercantil – que ofrece un año para negociar con sus acreedores el pago de pasivos – la perforadora buscaría las condiciones para proteger sus activos y operaciones.

Perforadora y Oro Negro reiteraron su compromiso de continuar con sus operaciones y actividades en el curso ordinario del negocio.

Entre los acreedores se encuentran SURA y Banorte pero no se descartan otros grandes bancos con participación importante en el mercado de las Afores.

Por ello, el concurso mercantil que anuncia la compañía exploradora de Axis Capital resulta relevante. Fue una colocación de un Certificado de Capital para el Desarrollo (CKD), la que permitió capitalizar las operaciones de esta empresa con la que se prometió inaugurar una nueva época en el financiamiento del sector de la energía. ¿Qué podía fallar? La reforma constitucional en el sector petrolera era un hecho y no sólo realizaba factoraje de cuentas por pagar de proveedores de Pemex sino que ingresó al mercado de servicios altamente especializados para la industria de la energía. El problema fue la caída en los precios del petróleo y los cambios estructurales en el sector de la energía que cambió el ritmo de las inversiones. Así, en el fondo de inversión y las empresas que impulsó Gonzalo Gil, hijo del ex-Secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, cambiaron los escenarios y los resultados.

Pero antes de este cambio de timón, Axis Capital obtuvo recursos por más de 6 mil 500 millones de pesos a través de un CKD que podría estar entre los activos de varias Afores. Otro problema porque además de la volatilidad en los mercados financieros, las Afores que confiaron en el modelo de negocio de Oro Negro tendrían que asumir una caída en sus rendimientos.

Pero la compañía perforadora de Axis Capital no solo obtuvo recursos del mercado de las CKDs, sino también de una emisión de bonos que también se preguntan cómo Axis logrará reinventar su negocio

Fue en 2013 cuando el sector de la energía logró financiamiento en el mercado de valores por más de 5 mil 302 millones de pesos.

Las colocaciones CKDS de fondos como Navixx y Axis impulsaron la participación de este sector a un nivel de 8.4 por ciento en el financiamiento total vía CKDs.  Se preveía, no obstante, que nuevos fondos de capital, sobre todo los vinculados con el sector de la energía ingresarían al mercado de capital a través del esquema de CKDs o CCDs con el propósito de catapultar el financiamiento que el gobierno de Enrique Peña Nieto prometió para empresas mexicanas a través de la banca de desarrollo.

Bancomext, Nafin y hasta Banobras, competirían – según las promesas de 2013 –  con los recursos que obtendrían los proveedores de equipo y tecnología vinculados con el sector petrolero y de generación de energía eléctrica, a través de grandes instituciones como el Eximbank. Fondos como Wamex Capital, Atlas Discovert, Nexxus Capital, Promecap, Latin Idea, EMX (vinculado con el gigante del private equity Carlyle), esperaban el boom del sector petrolero que no llegó, al menos no por ahora.

Por eso, el concurso mercantil de Axis – que podría ser temporal – es una mala noticia que pondría en problemas de rendimientos a algunas Afores que confiaron en el modelo de CKDs.

Como se recuerda, los CKDs se presentaron en el mercado de valores como un instrumento híbrido que prometía la mejor gestión de un negocio en manos de administradores y financieros con gran experiencia.  No se trataba de capital porque el negocio era nuevo pero no sus administradores.

En fin, el concurso mercantil de esta compañía se seguirá con lupa por las repercusiones y su contexto financiero. Pemex canceló contratos con Oro Negro que pusieron en entredicho su modelo de negocios.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here