El reto de Cantarell
El 2003 fue el año más productivo en la historia de Pemex, la extracción de crudo alcanzó un récord histórico de 3 millones 377 mil barriles diarios, 60 por ciento fue producido por el complejo petrolero de Cantarell, en donde el nuevo reto ya no es aumentar la producción sino mantenerla
Ana Lilia Pérez / Nancy Flores

Cantarell, Campeche.— Con una producción diaria de 2 millones 469 mil barriles de petróleo, Cantarell se ha colocado entre los seis complejos petroleros más importantes del mundo, soporte productor de Petróleos Mexicanos (Pemex) y uno de los principales generadores de divisas en el país.
El complejo Cantarell se ubica en la Sonda de Campeche, mar adentro, a donde se llega únicamente en grandes embarcaciones o en helicóptero.

El paso hacia Cantarell es custodiado por la Armada de México que vigila, además de la entrada de cualquier barco a la zona, el acceso de las barcazas de pescadores que intentan penetrar en el área que les ha quedado vedada.

El trabajo en las plataformas nunca se interrumpe: los empleados tienen turnos de 12 horas diarias durante 14 días al mes y por un periodo igual de descanso.

La alta producción se debe a que en esa zona del Golfo se localiza el mayor número de reservas del crudo, cuya calidad lo coloca en los parámetros de exportación.

Cantarell exporta un promedio diario de 1 millón 276 mil barriles diarios por día, 90 por ciento a Estados Unidos, el resto a España, Japón, Israel y Venezuela.

Frente a las especulaciones sobre el abrupto declive en la producción de Cantarell durante el 2004, los encargados del complejo señalan que aunque el descenso en la producción de los pozos petroleros es natural, en Cantarell medidas como la inyección de nitrógeno permitirán sostener la actual producción.

La situación de Cantarell, gracias a la inyección de nitrógeno es importante no sólo para el país –Pemex es uno de los principales generadores de divisas— sino para el marcado internacional de petróleo, particularmente Estados Unidos.

Desde la sala principal de la plataforma Akal Bravo, el administrador del complejo, Amado Astudillo, asegura que cada mes se incrementa el número de pozos para su explotación y que los precios tan atractivos que durante los últimos años ha presentado el petróleo mexicano han hecho altamente rentable Cantarell.

Plataformas

En esta parte de la Sonda de Campeche se encuentra la mayor infraestructura para la exploración y producción del crudo en la historia de la paraestatal.
Hay ocho plataformas de perforación: Akal-TM, Akal-KL, Akal-DB, Akal-BN, Akal-TJ,
Kutz TA, Akal-FO y Akal-GP. Actualmente se trabaja en la instalación de la novena.

Además, dos de las plataformas de perforación (Akal-Bravo y Akal-Lima) “sirven también de enlace para recibir la producción de las plataformas a los pozos y para la separación de hidrocarburos”.

Amado Astudillo asegura que el aumento de obras en Cantarell requirió de un número mayor de personal para la operación y mantenimiento de las plataformas habitacionales en Akal-L y Akal-B.

“En este mismo orden, incrementamos también el número de gasoductos, oleoductos y oleogasoductos en 154 kilómetros en total”.

Tras dos décadas de operación (su producción fue en promedio de un millón de barriles por día), actualmente Cantarell vive sus días de gloria al incrementar en más de ciento por ciento su producción, fenómeno único en el mundo.

La cifra del incremento se debe a la inyección de nitrógeno a los pozos. De no inyectarse el elemento, Astudillo calcula que la producción sería de mil 200 barriles por pozo.
Ubicada en la Península de Atasta, la planta de nitrógeno más grande del mundo es operada por la Compañía de Nitrógeno Cantarell (CNC), en su mayoría de capital japonés y alemán.

Pemex paga mensualmente el suministro de nitrógeno.

Para el mantenimiento de la presión en los pozos, desde finales de 2000 a la fecha, Pemex ha invertido en Cantarell 521 millones de dólares en la construcción de una plataforma (28 millones de dólares), pozos inyectores (44 millones), ductos (145 millones) y la inyección de nitrógeno (303 millones de dólares).

Las ganancias para Pemex, gracias a la inyección de nitrógeno, ascienden a mil 700 millones de dólares. Sin embargo, por el suministro de nitrógeno durante 15 años Pemex pagará a la CNC un promedio de 101 millones de dólares anuales.

“El beneficio que esperamos en este horizonte de 15 años son ingresos por 17 mil millones de dólares, frente a una inversión de 2 mil 925 millones de dólares”, afirma Astudillo. Pero el auge no será para siempre. El funcionario explica el desgaste natural de los pozos por la explotación del crudo:

“El yacimiento declina por el avance de los contactos de gas y agua. Es una especie de sandwich que se va haciendo cada vez más delgado. Si nosotros ahorita dejáramos de perforar, la producción se perdería de manera inmediata, pero con la perforación de los nuevos pozos, al abrir más bocas en la formación productora, suplimos los pozos que se van invadiendo de gas”.

Ta Kuntah, plataforma flotante

Ta Kuntah, palabra de origen maya (“almacenador” o “cosa que almacena”), da nombre a la única plataforma flotante en Cantarell.

En la productividad de Cantarell el barco flotante almacenador de crudo juega un papel fundamental. Anclado de manera permanente, el barco flotante Ta Kuntah tiene como objetivo dar continuidad operativa a la producción de la región marina noroeste por medio del almacenamiento y la exportación de petróleo.

Hasta él llegan los barcos extranjeros a cargar el crudo que será transportado por otras embarcaciones hasta su destino.

Ubicado a 120 kilómetros costa afuera de Ciudad del Carmen, Campeche, el Ta Kuntah tiene una cuota de exportación promedio de 281 mil barriles por día, y una cuota de recibo de 345 mil barriles por día. Al igual que Cayo de Arcas y Dos Bocas, el Ta Kuntah opera también como una terminal marítima de exportación en el complejo Cantarell, y es abastecido por la plataforma Akal J, que está a 31 kilómetros de distancia del barco.

En julio de 1998, Pemex y la empresa de capital japonés MODEC firmaron un contrato de servicios múltiples por 15 años con opción a compra para que el Ta Kuntah opere durante ese lapso en el Golfo de México.

La plataforma, operada por la gerencia de Transporte y Distribución de Hidrocarburos de Pemex Exploración y Producción, tiene una renta diaria neta de 104 mil 500 dólares (82 mil 500 dólares referentes a la tarifa de inversión y 22 mil dólares correspondientes a la tarifa de operación).

Según indica el capitán Salvador Palomera Todd, representante de Pemex en el Ta Kuntah, los beneficios justifican los costos. “De agosto de 1998 a diciembre de 2003 se almacenaron 371 millones 564 mil barriles; por mal tiempo en Cayo de Arcas se enviaron al barco 57 millones; esta última cifra es el impacto de la producción que nosotros absorbimos y que no se ha dejado de producir”, explica.

El supertanque de origen sueco entró en operaciones el 14 de agosto de 1998; actualmente, el sistema flotante de almacenamiento y descarga tiene capacidad para almacenar hasta 2 millones 342 mil barriles de petróleo crudo equivalente.

Palomera Todd indica que el sistema flotante es una instalación estratégica no sólo por su localización cercana a los pozos productivos, sino por su labor. “Lo más importante es que cuando las terminales marítimas de exportación como Cayo de Arcas, cierran por mal tiempo, la producción no para; se viene al Ta Kuntah para evitar que se difiera”.

“El Ta Kuntah recibe el impacto de la producción y así paliamos el cierre de pozos y la producción continúa. Una vez que el mal tiempo pasa, reabre Cayo de Arcas y reanuda operaciones, entonces el flujo aumenta hacia ellos y nosotros nos quedamos con la cuota normal”, dice.

Transporte y exportación

La producción total de petróleo crudo equivalente en Cantarell asciende a 2 millones 469 mil barriles diarios, que son distribuidos por la plataforma Akal J a los centros periféricos como Cayo de Arcas, Ta Kuntah, Dos Bocas y las refinerías.

“Akal J nos envía a nosotros mediante una línea de 36 pulgadas submarinas los 800 mil barriles por día que podemos recibir como capacidad límite, y por otras líneas abastece a Cayo de Arcas con 900 mil barriles”, asegura en entrevista el capitán Palomera Todd.

A su vez el Ta Kuntah distribuye diariamente 280 mil barriles de petróleo a uno o dos barcos que se conectan a sus tanques de almacenamiento.

“En el proceso de llenado jalamos el aceite de los tanques y lo mandamos a los brazos de descarga. Simultáneamente podemos enviar 80 mil barriles y 120 mil a dos barcos respectivamente”, dice Salvador Palomera.

Señala que con esta capacidad de descarga, los 2 millones 342 mil barriles pueden exportarse rápidamente y eso le permite una gran versatilidad para estar en condiciones de que cuando venga un mal tiempo exista capacidad de cupo.

La estructura principal del Ta Kuntah, conocida como casco, cuenta con 31 tanques, 11 laterales y nueve centrales. En la cubierta principal se almacena el petróleo que es exportado a través de tres brazos de descarga ubicados a estribor, y de mangueras flotantes en la popa que se conectan al barco. Es a través de esas mangueras como se transfiere el petróleo de la plataforma al barco transportista.

En este sentido, el capitán dice que “son barcos contratados a través de Petróleos Mexicanos Internacional y Pemex para llevar el producto que nosotros le vamos a descargar al comprador, que puede ser una refinería. Los buque-tanques que contrata Pemex Internacional transportan el crudo que nosotros les descargamos y ellos lo llevan a las refinerías”.

El 90 por ciento del crudo pesado que exporta el Ta Kuntah es adquirido por refinerías que operan en Estados Unidos. El otro 10 por ciento se manda a Japón, España, y de vez en cuando a Israel y Venezuela.

Beneficios

La tripulación del Ta Kuntah está integrada por ocho italianos, 15 filipinos, un croata y 15 mexicanos que sustituyeron a un número similar de filipinos. Además, cuatro mexicanos más como representantes de Pemex en el barco, entre ellos el capitán Palomera Todd.

“Los representantes básicamente nos encargamos de la supervisión del contrato que se tiene con esta instalación, somos en total 43 personas”, dice.

Esta plataforma mide 390 metros de largo. En su cubierta principal le caben tres campos de futbol y un poquito más; en cuanto a capacidad de almacenamiento se podría llenar cuatro veces la Plaza de Toros de la ciudad de México.

La vista aérea del Ta Kuntah sólo muestra una tercera parte que está a flote y se le conoce como obra muerta. La obra viva es la que está de la superficie del mar hacia el fondo, y que es mucho mayor porque ahí está la capacidad de los tanques de carga mientras que en el sector de popa está el departamento de máquinas.

Entre sus ventajas económicas destaca que no requiere muelles ni estructuras portuarias, las trae implícitas al igual que todas las maniobras de amarre y mangueras. “Construir un muelle en tierra cuesta mucho dinero, se lleva mucho tiempo y es más viable este tipo de instalación porque ya lo trae”, asegura Palomera Todd.

Además, para garantizar la calidad del petróleo que se exporta, el Ta Kuntah cuenta con un laboratorio de control de calidad. “Eso es muy importante porque el cliente exige que los parámetros del aceite tenga ciertos rangos. Este laboratorio cumple con la norma internacional de laboratorios y está certificado para llevar a cabo todo el análisis de las características fisicoquímicas del producto,” señala.

Para el representante de Pemex en el Ta Kuntah, el costo de oportunidad justifica que Petróleos Mexicanos haya contratado esta instalación y la tenga operando: “si en los últimos cinco años no hubiera estado el barco aquí, los 371 millones de barriles de petróleo resguardados simplemente no se hubieran exportado, no se hubieran vendido, estarían todavía en los pozos”.

—¿Cuál es el futuro de Cantarell?
—Mantenernos como hasta ahora, se debe mantener la producción con la perforación de los pozos que faltan por perforar y construir. El reto que ahora enfrentamos es sostener las cifras que nos colocan entre los primeros seis productores de crudo a nivel mundial, sobre todo por lo que en ganancias económicas Cantarell representa para México.